Centro pone en marcha un proceso participativo para recuperar el uso del Palacio de la Duquesa de Sueca





Casi veinte años han pasado desde que el Ayuntamiento de Madrid decidiera expropiar el Palacio de la Duquesa de Sueca. Desde entonces, el edificio ha estado prácticamente abandonado y en desuso, debido a que los diferentes proyectos nunca se llevaron a cabo y a un largo proceso judicial que se ha resuelto recientemente.

Ahora, y ante los nuevos planes de la Junta Municipal del distrito de Centro, los 7000 metros cuadrados de este edificio catalogado como Bien de Interés Cultural y situado en la calle del Duque de Alba número 2, entre Tirso de Molina y La Latina, “podrán ser aprovechados para mejorar la vida de los habitantes del Distrito Centro”, explican.

Desde la Junta Municipal del distrito de Centro se ha puesto en marcha un proceso participativo para que los vecinos y vecinas decidan los usos y equipamientos básicos que acogerá el edificio.

“¿Qué dotaciones y equipamientos de ámbito local son prioritarios para los barrios de la zona sur del Distrito Centro? ¿Qué otros espacios en nuestro territorio -solares, locales, edificios- son de titularidad pública y qué usos podríamos proponer para ellos? ¿Qué tipo de usos nos parecen más prioritarios para el Palacio de la Duquesa de Sueca? ¿Administrativos, asistenciales, cogestionados, de gestión directa del Ayuntamiento o de la ciudadanía?”, preguntas como estas son las que para la Junta se harían a los vecinos.

La presentación del proceso será el sábado 3 de diciembre a las 11:00 en el Palacio de la Duquesa de Sueca (c/ Duque de Alba nº 2). En primer lugar se realizará una visita al edificio y, a las 12:00, en el Centro Cultural de Lavapiés (c/ Olivar 46) se presentarán los aspectos fundamentales del proceso. “Una propuesta que se ha elaborado como punto de partida y que está abierta a las modificaciones que sean oportunas”, explica la Junta, de forma que sirva para alcanzar los siguientes objetivos a lo largo de los próximos meses:

  • Generar vínculos y lazos entre los vecinos y vecinas que permitan generar comunidad y fortalecer el tejido social.
  • Conocer las dotaciones con las que se cuentan en el territorio.
  • Detectar las necesidades no cubiertas y priorizarlas.
  • Pensar cómo los diferentes solares y edificios públicos disponibles podrían acoger nuevos usos comunes.
  • Consensuar una propuesta de usos para el Palacio de Sueca que tenga en cuenta las necesidades de los diferentes actores.

Deja un comentario