González (PSOE): “Si no se solucionan los problemas de acceso al Estadio de La Peineta, tendremos un problema”




Cada vez que la Comisión de Desarrollo Urbano Sostenible ha tratado el traslado del Club Atlético de Madrid del Vicente Calderón al Estadio de La Peineta, la portavoz socialista en Urbanismo, Mercedes González, ha subrayado la preocupación de su Grupo Municipal por los más que previsibles problemas de accesibilidad de la afición rojiblanca al campo de fútbol, máxime cuando los accesos a esa zona del distrito de San Blas-Canillejas están permanentemente saturados.

“Si no se solucionan los problemas de acceso al estadio, el 17 de agosto de 2017 –fecha prevista de inauguración del campo- esta ciudad tendrá un serio problema”, ha advertido González durante su intervención en la sesión extraordinaria en la que se ha tratado la modificación necesaria para que el club se convierta en propietario del nuevo estadio. González ha precisado que el Grupo Socialista no se opone a que el suelo y no sólo el estadio sea del club, “porque si no le tendríamos que pagar 200 millones al Atlético de Madrid”.

La concejala ha dejado clara la posición de los socialistas: “estamos a favor del traslado del Atlético a La Peineta porque ganará el club con el nuevo estadio y ganará la ciudad en la zona Mahou-Calderón. Sabemos que el distrito ganará si se arreglan los accesos de la M-40 pero también hemos constatado de que el delegado Calvo se ha empeñado en ir por el camino más difícil y ha decidido, por ejemplo, tumbar las 22 alegaciones que el PSOE, junto con distintas asociaciones vecinales, hemos presentado para mejorar los accesos al campo porque según su criterio no tenían relación con el asunto”, ha explicado.

Sin embargo, las mismas precisiones recogidas en las alegaciones rechazadas coinciden con los ejes del informe desfavorable que emitió la Dirección General de Carreteras la pasada semana. Este departamento finalmente ha allanado su posición tras las modificaciones de última hora introducidas por el Ayuntamiento y gracias a la mediación del club rojiblanco, del que González ha dicho que “ha liderado todo el proyecto”.

González ha insistido en que quedan por saber algunas cuestiones importantes: cuánto le va a costar a la ciudad “el cambio de casa del Atlético de Madrid” (pendiente del convenio patrimonial), qué va a suceder con la parada de Cercanías o con las necesarias ampliaciones de Metro y si se van a incrementar los aparcamientos en la zona.

La portavoz socialista ha afeado al delegado Calvo el modo “errático” en el que está gestionando el asunto. “Con la operación Mahou-Calderón lo hizo bien: respondió a las demandas de la zona, escuchó a los vecinos, se reunió con este grupo para opinar y también para introducir cambios. Pero con esta modificación que no es nimia, señor delegado, porque cambiamos la titularidad de una propiedad pública a manos privadas, no ha podido hacerlo peor: ni una reunión previa a la aprobación en Junta de Gobierno, desestima todas las alegaciones, que estaban vinculadas básicamente con la movilidad y los aparcamientos, y nos pasan 2000 folios que, entre unas cosas y otras, tenemos que revisar en 24 horas”, ha detallado González. “Lamento profundamente la dinámica en la que se ha instalado porque no pierde un club de fútbol y sus aficionados, sino que pierde la ciudad”, ha terminado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *