El Hospital Gregorio Marañón reduce a la mitad las incidencias en traslados pediátricos intrahospitalarios





Con un nuevo protocolo de actuación, la Unidad de Hospitalización Pediátrica del Hospital Gregorio Marañón ha conseguido reducir a la mitad las incidencias en los niños que se pueden producir en los traslados dentro del hospital para hacer pruebas complementarias. Es uno de los numerosos trabajos que han presentado los profesionales del centro en el XXXIV Congreso Nacional de la Sociedad Española de Calidad Asistencial.

El Hospital General Universitario Gregorio Marañón ha puesto en marcha en su Unidad de Hospitalización Pediátrica un protocolo de transporte intrahospitalario, dentro de “Proyecto Unidad Segura”, para reducir las incidencias que se pueden producir en el traslado de los niños dentro del hospital, trayectos que se hacen dentro del centro por ejemplo para realizar pruebas complementarias.

Con este protocolo se identifica inequívocamente al paciente, se registra el lugar al que es trasladado, se definen las necesidades médicas, el nivel de monitorización y el material necesario que precisa durante el traslado, el personal que debe acompañarle y además se registran las constantes antes del traslado, al llegar al lugar de destino y al regreso a su habitación.

En el periodo previo a la implantación del protocolo en un 3% de los traslados ocurrieron incidencias con repercusión sobre el paciente. Tras la implantación del protocolo ha disminuido a la mitad el porcentaje de incidencias con repercusión clínica sobre el paciente, mejorando por lo tanto la calidad y seguridad de su atención.

Aproximadamente el 20% de los pacientes pediátricos hospitalizados en las plantas de Pediatría precisan durante el ingreso ser trasladados dentro del hospital por diferentes motivos, especialmente para realización de pruebas complementarias. En el momento del traslado intrahospitalario pueden ocurrir complicaciones ya que el paciente abandona su unidad de hospitalización y por esta circunstancia, los pediatras del Hospital Gregorio Marañón han considerado muy importante seguir garantizando máximos niveles de seguridad justo en este momento poniendo en marcha este protocolo que se encuadra dentro de un plan más ambicioso conocido como “Proyecto Unidad Segura”.

Apuesta por la calidad asistencial
Este es uno de los trabajos que los profesionales del Hospital Gregorio Marañón han presentado en el XXXIV Congreso Nacional de la Sociedad Española de Calidad Asistencial. Entre ellos, obtuvieron especial atención, los estudios sobre calidad de vida de las mujeres según el tipo de parto, el programa de terapia asistida con perros en la Unidad de Psiquiatría del Niño y Adolescente y el proyecto llevado a cabo en la urgencia de adultos para reducir las exploraciones radiológicas.

Asimismo, se expusieron los resultados de trabajos sobre la adecuación y evaluación de métodos más seguros de sondaje nasogástrico, la evaluación de la cultura de seguridad en distintas áreas del hospital o la participación de los padres en los cuidados de los neonatos. Respecto a trabajos en calidad percibida por los pacientes, se presentaron dos trabajos sobre evaluación de la continuidad asistencial y mejora del descanso nocturno de los pacientes (Proyecto Morpheo).

También se contó con dos novedosos trabajos sobre la metodología de adaptación a los nuevos requerimientos de la Norma ISO 9001:2015 en el ámbito hospitalario, en concreto la incorporación de la gestión de riesgos y oportunidades a través de la elaboración de mapas de riesgos. Se aportó también como herramienta de mejora de la calidad asistencial la experiencia obtenida por el servicio de pediatría en el análisis de los reingresos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *