La EMT de Madrid comienza a operar BiciMAD





La Empresa Municipal de Transportes (EMT) ha iniciado el proceso de mejoras en el sistema público de bicicleta eléctrica de Madrid (BiciMAD) comprometido con los ciudadanos a finales del pasado mes de septiembre, momento en que asumió la gestión de este servicio.

Este proceso de mejoras se desarrollará durante un periodo transitorio de un semestre aproximadamente al objeto de lograr “la completa estabilización del sistema que permita lograr una adecuada disponibilidad y ofrecer un servicio de óptima calidad tal y como esperan los usuarios”, explican fuentes municipales.

Fase de mejora técnica

Para la EMT, esta primera fase de mejora técnica “es un paso previo imprescindible para la posterior optimización de la operación en aspectos como la disponibilidad, la redistribución o el mantenimiento”.

Esta primera etapa, que ya ha comenzado, se prolongará hasta finales de año. Hasta ahora, la EMT, con la colaboración técnica de la anterior concesionaria, Bonopark, ha acometido reformas en más de 1.200 bicicletas y en 70 estaciones.

Las tareas que se están llevando a cabo, tanto en bicicletas como en las bases, son producto de la auditoría técnica realizada en BiciMAD durante los últimos meses, en la cual se han identificado las principales deficiencias del sistema: indisponibilidad de bicicletas, mal funcionamiento de los anclajes y errores en la interconexión base-bicicleta.

Muchas de las innovaciones previstas están avaladas por ETRA, empresa tecnológica de reconocido prestigio a nivel nacional e internacional y que ha actuado como auditor independiente. La implementación de esta mejora, ya probada durante los últimos meses en la estación 107, reduce sustancialmente los fallos de transmisión de datos y las incidencias derivadas del mal anclaje de la bicicleta.

Estas actuaciones, que no suponen interrupción del servicio, requieren, de aquí a fin de año, cierres secuenciados y programados de estaciones y consisten en la sustitución de determinados elementos de anclaje en todas las bases, en el cambio de los identificadores de las bicicletas y en la instalación de un nuevo modelo de GPS en todos los vehículos.

El coste de estas mejoras preliminares ha sido plenamente asumido por Bonopark pues las mismas están expresamente incluidas en la cesión del contrato de este servicio a la EMT.

Satisfacción en la EMT con el trabajo que se está realizando

El gerente de la EMT, Álvaro Fernández Heredia, muestra su satisfacción por el avance de estos trabajos pues a día de hoy se está actuando más del 40% de las estaciones y en más del 50% de las bicicletas. Fernández Heredia pide comprensión a los usuarios: “Estamos trabajando y trabajando duro; estamos tomando medidas efectivas, medidas encaminadas a que BiciMAD funcione realmente bien y con solvencia y a que el índice de disponibilidad del servicio sea el máximo posible; para ello es imprescindible este periodo de transición en el que apelamos a la paciencia y colaboración de los abonados y usuarios”. Este periodo afectará provisionalmente a la disponibilidad de estaciones y bicicletas, pero “de forma progresiva, supondrá una mejora sustancial en la calidad del servicio para los usuarios”, añade el gerente.

Más allá de estas acciones más inmediatas para lograr una total operatividad del sistema a lo largo del próximo semestre, la EMT está trabajando en paralelo para la introducción de otras novedades de mayor calado a medio plazo. Entre ellas, se prevé la incorporación de 1.100 nuevas bicicletas en la primavera del próximo año; la realización de un estudio para la ampliación de BiciMAD; la elaboración de un plan de choque para recuperación de bicicletas y para atajar el vandalismo, reforzar la colaboración existente tanto con Policía Municipal como con Policía Nacional así como con el Servicio de Ayuda a la Movilidad de la propia EMT, y avanzar en el estudio para incorporar cámaras en las estaciones.

El pasado mes de septiembre, el Área de Medio Ambiente y Movilidad del Ayuntamiento de Madrid anunció el cambio del modelo de gestión del servicio público de bicicleta eléctrica de Madrid. Para hacerlo posible, en octubre se aprobó un acuerdo de cesión de contrato entre Bonopark, concesionaria del servicio BiciMAD desde su puesta en funcionamiento, y EMT en virtud del cual la empresa municipal ha asumido el control de la gestión de este servicio. De este modo, la EMT se convierte en operador global de la movilidad multimodal en superficie de la ciudad de Madrid siendo su gestión determinante para impulsar definitivamente un nuevo modelo de movilidad sostenible.

Deja un comentario