Metro de Madrid reabrirá este domingo la totalidad de línea 1 de Metro tras 133 días de obras





El servicio quedará restablecido mañana, tras 133 días de actuaciones. La actuación ha contado con una inversión de 37,8 millones de euros. La línea reabre por completo, y en el plazo previsto, tras las reaperturas parciales realizadas en septiembre y octubre. Más de 500 personas han trabajado las 24 horas del día durante más de 4 meses para la mejora del túnel ferroviario más antiguo de España. Es la segunda línea del suburbano con un mayor número de usuarios.

La Comunidad de Madrid reabre mañana domingo en su totalidad la línea 1 de Metro, tras finalizar a lo largo del día de hoy las obras de consolidación y mejora del túnel y la sustitución de la catenaria tranviaria en las que se ha estado trabajando desde el pasado mes de julio.

El consejero de Transportes, Vivienda e Infraestructuras de la Comunidad de Madrid, Pedro Rollán, ha visitado las obras para supervisar las últimas pruebas que Metro de Madrid está llevando a cabo antes de la reapertura total de la línea, mañana domingo, 13 de noviembre.

Rollán ha realizado un trayecto entre las estaciones de Gran Vía y Sol subido en una dresina, un vehículo especial que se utiliza para los trabajos de mantenimiento de la red. El consejero ha podido comprobar el óptimo estado del túnel y la nueva catenaria rígida, labores que se han llevado a cabo en toda la línea durante los últimos 133 días.

El consejero ha destacado “el gran esfuerzo realizado por los profesionales de Metro de Madrid a la hora de cumplir de manera escrupulosa con los plazos, que no solo ha permitido terminar la obra en plazo, sino que incluso nos ha permitido poder realizar dos aperturas parciales antes de lo previsto, reduciendo así las incidencias y molestias a los usuarios”.

En concreto, a esta reapertura total de la línea le han precedido dos reaperturas parciales. La primera de ellas tuvo lugar el pasado 14 de septiembre, cuando se reabrieron siete estaciones comprendidas entre Plaza de Castilla y Cuatro Caminos en la zona norte, y entre Alto del Arenal y Sierra de Guadalupe en la zona sur. A esta se le sumó la reapertura de un segundo tramo el pasado 20 de octubre, con otras siete estaciones del tramo comprendido entre Buenos Aires y Atocha Renfe.

foto3

Con la reapertura mañana de las 9 estaciones que aún permanecían cerradas entre Ríos Rosas y Atocha, la Comunidad de Madrid da por concluidas las obras, una vez que se ha cumplido el plazo de 133 días iniciado el pasado 3 de julio que supuso el cierre entre las estaciones de Plaza de Castilla y Sierra de Guadalupe. Los trabajos, que han conllevado una inversión de 37,8 millones de euros, han afectado a 13,5 kilómetros y 23 estaciones de las 33 con las que cuenta la línea.

Las obras de mejora en la línea 1 han supuesto un importante reto técnico y logístico para Metro de Madrid, que ha trabajado sin descanso a lo largo de estos meses. Para ello ha contado con más de 500 operarios distribuidos en 14 equipos trabajando de manera simultánea las 24 horas del día, los siete días de la semana.

Obras e instalaciones

Por una parte, las mejoras han consistido en la impermeabilización y consolidación del túnel, el más antiguo de toda la red (fue inaugurado el 17 de octubre de 1919), que ha sido reforzado mediante inyecciones de cemento y proyecciones especiales de hormigón con mallas metálicas de apoyo. Previamente, Metro efectuó el desmontaje completo de todas las instalaciones del túnel y la realización de un minucioso proceso de limpieza de los revestimientos, que incluyeron el picado de la capa superficial de las paredes del túnel, retirando el recubrimiento deteriorado y degradado.

Por otra parte, durante la intervención se ha sustituido por completo toda la catenaria tranviaria por una catenaria rígida, consistente en un sistema de transmisión de la electricidad a los trenes, caracterizada por su mayor fiabilidad, disponibilidad y menor necesidad de mantenimiento. El nuevo sistema está preparado para funcionar tanto a 1.500 voltios como a los 600 actuales, lo que en un futuro permitirá aumentar la capacidad de trenes en la línea y reducir pérdidas de energía.

A su vez, se ha implantado el sistema de radio digital TETRA como estructura de comunicación para los túneles, estaciones, trenes y seguridad. Este sistema se utiliza para comunicaciones en servicios críticos y de emergencia y permite grupos de usuarios en redes privadas, independientemente de las públicas. Asimismo, se ha mejorado todo el alumbrado del túnel, complementando el existente actualmente con otro de emergencia y uno más de apoyo, y también se ha procedido a la renovación de las señales.

Deja un comentario