La Policía de Madrid inicia una campaña de vigilancia y control de vertidos ilegales





La Policía Municipal de Madrid ha iniciado una campaña que intensifica la vigilancia y control del vertido de residuos ilegales, así como de la detección de esta actividad en zonas que supongan un grave perjuicio  medioambiental para la población. La labor se centra en controles exhaustivos sobre los focos ya existentes para evitar que se vean ampliados y prevenir la aparición de nuevos puntos en Madrid.

La Unidad de Medioambiente especializada en este tipo de infracciones, es la encargada de dirigir las actuaciones, con el apoyo de la Unidad Especial de Tráfico. Los agentes destinados únicamente a este servicio, establecen puntos de control estático en zonas claves y ya conocidas de los diferentes distritos de Madrid a lo largo de todo el día.

En estas inspecciones, se controla que los vehículos destinados al transporte de este tipo de mercancías cumplan la normativa específica y estén en posesión de los permisos para ejercer dicha actividad. Son habituales las irregularidades en cuanto a la documentación administrativa del vehículo, que debe estar en regla para poder ejercer. En caso de incumplimiento de la normativa, los infractores son denunciados, inmovilizando el vehículo si se diera el caso, para evitar una mala gestión de los residuos.

Además en las Unidades de distrito se presta una especial atención en este tipo de actividades y en caso de detectar algún foco o vertido ilegal se dará inmediatamente cuenta a la unidad especializada. Toda la información recabada por lo agentes de distrito (matriculas de vehículos vistos en la zona, declaraciones de vecinos,…) será tratada por la Unidad de Medioambiente, con el fin de optimizar la vigilancia y reducir la aparición de nuevos focos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *