El PSOE de Madrid critica el nuevo contrato de mantenimiento del río Manzanares por “deficiente e incompleto”





El concejal responsable de medio ambiente del Grupo Municipal Socialista, José Manuel Dávila ha calificado “de deficiente e incompleto” el nuevo contrato adjudicado recientemente por el Ayuntamiento de Madrid por 1.946.024 euros anuales para la conservación y el mantenimiento del río Manzanares. Este contrato ha entrado en vigor el 1 de octubre y tendrá una duración de un año prorrogable por otro más.

Según Dávila,  este contrato es prácticamente una continuidad del pliego anterior, y no da respuesta a las nuevas necesidades de conservación que plantea la naturalización del cauce del Manzanares a su paso por la ciudad. Por tanto, “el Gobierno Municipal debería haber esperado unos meses más antes de convocar este concurso de mantenimiento del río para ajustar los pliegos de condiciones a su nueva configuración”, señala. El principal problema es que “los pliegos de condiciones de este concurso están hechos para mantener y conservar un río con un mayor caudal de agua y no para mantener un  río de cauce y vegetación natural”.

Para el concejal socialista, el nuevo pliego de condiciones obliga al concesionario a prestar servicios que se van a eliminar con el nuevo proyecto de río. Es decir, el Ayuntamiento de Madrid va a pagar casi dos millones de euros anuales por servicios y tareas que no se van a poder hacer. Entre estas obligaciones “desfasadas”, la empresa concesionaria deberá mantener escolleras,  puestos de pesca y otros elementos que van a desaparecer y por otra parte, otros servicios como el control telemático e informatizado de la apertura y cierre de las compuertas son innecesarios con un río con las compuertas permanentemente abiertas. “Lo mismo ocurre con el control de la lámina de agua en tiempo real inútil con un río con un caudal inferior a los 30 cm o el mantenimiento de los equipos para la eliminación de espumas que sólo se producen cuando el nivel de las aguas es alto”, ha abundado Dávila.

Junto a requerimientos innecesarios, se echan en falta en el pliego otros trabajos que la naturalización del río obliga a contemplar. En este capítulo de carencias el concejal señala la inexistente obligación de “alimentar a la fauna allí refugiada, cono peces, patos, etc. Algo que estaba en los anteriores pliegos y que, incomprensiblemente, ha desaparecido de los actuales”.

“También sería preciso incrementar la frecuencia de los tratamientos raticidas y de control de plagas en los márgenes”. El pliego de condiciones del contrato prevé la aplicación de tratamientos cuatrimestrales en abril, agosto y septiembre. “En nuestra opinión  deben aplicarse tratamientos mensuales contra la aparición de ratas, así como de cucarachas, garrapatas, avispas y otros insectos que puedan provocar problemas de salud”, critica Dávila.

Por último, el responsable de Medio Ambiente del grupo socialista ha criticado el hecho de que en el nuevo contrato no se obligue a la empresa concesionaria a realizar análisis de la composición y calidad de las aguas con una frecuencia adecuada. Según Dávila, “no puede ser que los muestreos y análisis de la composición fisicoquímica y biológicas de las aguas se vayan a realizar con una periodicidad trimestral en la totalidad del tramo urbano del río Manzanares, cuando estos controles deben realizarse de forma intensiva y diaria”.

Deja un comentario