El hospital Gregorio Marañón inicia un proyecto para mejorar la tasa de curación de la leucemia aguda





El Servicio de Hematología del Gregorio Marañón ha iniciado un proyecto de investigación para mejorar la tasa de curación de la leucemia aguda. Se personalizarán las terapias ajustándolas al paciente y su enfermedad para que se pueda predecir la terapia más efectiva y con menor riesgo. Los tratamientos incluyen, además de los clásicos, terapia celular y pretenden incrementar el actual porcentaje del 50% de curación en menores de 65 años.

El Hospital Gregorio Marañón ha iniciado recientemente un proyecto de investigación que tiene como objetivo mejorar la tasa de curación de la leucemia mieloide aguda o en su caso mejorar la supervivencia a largo plazo de los pacientes diagnosticados de esta enfermedad, mediante medicina personalizada y terapia celular alogénica.

El estudio, “Hacia la curación de la leucemia aguda mediante medicina personalizada basada en terapia celular alógenica”, está siendo coordinado por José Luis Díez Martín, jefe de Servicio de Hematología del hospital y del grupo “Genética y Clínica de las Neoplasias Hematológicas y el Trasplante Hematopoyético” en el Área de Oncología Traslacional del Instituto de Investigación Sanitaria Gregorio Marañón (IiSGM). Su objetivo es desarrollar un procedimiento de medicina personalizada adaptada al riesgo del paciente con leucemia.

La leucemia mieloide aguda es, según explica el doctor Díez Martín, el tipo de leucemia aguda más frecuente en el adulto. Su incidencia varía entre 1.5 y 10 casos por cada 100.000 habitantes al año y es más frecuente en pacientes mayores de 65 años. “Buscamos un tratamiento que debe incluir modalidades clásicas así como también terapias más novedosas dirigidas a dianas moleculares, terapia celular, etc. ambas adaptadas a cada paciente para mejorar así la supervivencia”, ha destacado el jefe de Servicio de Hematología del Hospital Gregorio Marañón.

Aumentar la tasa de curación

El objetivo de esta investigación es desarrollar un procedimiento que permita aumentar la tasa de curación de esta enfermedad que ronda un 50% en menores de 65 años y un 30% en los pacientes que superan esa edad. La fórmula es personalizar los tratamientos según el paciente y su leucemia y ajustar así la terapia.

Para ello se integrará toda la información genómica, celular y funcional tanto del paciente como de su leucemia y de sus posibles donantes. Con ello se diseñará un procedimiento de medicina personalizada adaptada al riesgo que permitirá optimizar y lograr mejores resultados aplicando las terapias celulares disponibles. Se pretende por tanto predecir qué terapia será la más efectiva y con menos riesgo para cada paciente y por tanto mejorar la tasa de curación de la enfermedad.

El proyecto del Marañón ha recibido un premio de la Fundación Mutua Madrileña en su XII Edición de Ayudas a la Investigación en materia de salud, habiendo sido elegido entre 102 proyectos presentados.

Deja un comentario