Desalojado un edificio en el madrileño distrito de Salamanca por riesgo de derrumbe





El edificio situado en el número 40 de la calle de Lagasca (distrito de Salamanca) ha sido desalojado esta mañana ante del riesgo de derrumbe, después de que el responsable de una empresa de reformas apreciara daños estructurales en la cubierta del inmueble. Dos personas han tenido que ser realojadas por el Samur Social, según ha informado una portavoz de Emergencias Madrid.

El operario estaba realizando unas reformas en la quinta y última planta del edificio, cuando se ha percatado de que había unas grietas, por lo que ha decidido llamar a los bomberos. Estos han acudido y han revisado la estructura del inmueble, en especial de la cubierta. Estos han visto que había riesgo de un desprendimiento parcial, con el consiguiente riesgo para el resto de inquilinos.

El supervisor de guardia de los bomberos del Ayuntamiento de Madrid, Andrés Calvo, ha explicado que al subir a la última planta han visto que había daños en una de las partes de la cubierta, por lo que ha procedido al desalojo.

El edificio consta de 11 viviendas, de las que dos están destinadas a oficinas. Al lugar también han acudido responsables del Departamento de Control de la Edificación del Ayuntamiento de Madrid, que son los que coordinarán los trabajos que se tienen que hacer en el inmueble para evitar daños. Entre ellos está el apeo y sujeción de la cubierta.

Cqix8KoXgAAi8Jo

La alcaldesa en funciones, Marta Higueras, también se ha desplazado a la calle de Lagasca para interesarse por los vecinos afectados por el desalojo.

El Ayuntamiento no ha informado hasta el momento en qué año había pasado el edificio desalojado la inspección técnica (ITE) y qué resultado tuvo.

El año pasado la capital sufrió sendos derrumbes de edificios de viviendas durante el verano. El primero ocurrió en la calle de la Duquesa de Tamames (Carabanchel) el 3 de agosto, cuando los vecinos fueron desalojados de madrugada. Justo instantes después, el inmueble se vino abajo.

El segundo se registró en el número 336 de la calle de Bravo Murillo (Tetuán) el 19 de agosto, cuando se produjo la caída parcial por un fallo en la estructura. En ninguno de los dos se produjeron heridos. El 16 de noviembre fue desalojado un inmueble en la calle de Cartagena (Salamanca) ante el riesgo de caída. 

Fuente de la noticia: El País

Deja un comentario