Crecen un 4,7% las personas con alguna discapacidad acreditada en la Comunidad de Madrid




El número de personas residentes en la Comunidad de Madrid que tienen acreditado algún grado de discapacidad igual o superior al 33% asciende a 322.327, lo que supone el 5,01% de la población total de la región. La cifra es un 4,7% mayor que un año antes, según datos del Registro de los Centros Base de Valoración y Orientación a personas con discapacidad de la Comunidad de Madrid y el Centro Regional de Coordinación y Valoración Infantil (CRECOVI).

Estos datos estadísticos se actualizan cada año a partir del trabajo de los 37 equipos de valoración y orientación encargados del reconocimiento de la discapacidad en la Comunidad de Madrid. Del total de personas con algún grado de discapacidad reconocido, el 50,5% son hombres y el 49,5% mujeres. Por edades, 22.251 personas son menores de edad (entre ellas 4.719 niños de entre 0 y 5 años), y 127.792 personas son mayores de 65 años. Por tipología, la discapacidad física supone el 60,25% de los casos reconocidos (194.200 personas); la discapacidad psíquica (intelectual y enfermedad mental) representa el 24,30% (78.323 personas); y la discapacidad sensorial, un 15,45% (49.804 personas).

Durante una visita al Parque de Atracciones de Madrid acompañando a un grupo de personas con discapacidad intelectual, en el marco del Programa de Ocio Vacacional de la Agencia Madrileña de Atención Social, la viceconsejera de Políticas Sociales y Familia, Belén Prado, ha recordado el firme compromiso que tiene el Gobierno regional con las personas con discapacidad, como prueba el hecho de que Madrid sea la única comunidad autónoma que les ofrece una atención social completamente gratuita. “Mejorar la calidad de vida de las personas con discapacidad y sus familias es una prioridad para la Comunidad de Madrid, y el Programa de Ocio Vacacional es un ejemplo de ello”, ha subrayado la viceconsejera.

Programa de ocio vacacional
El Programa de Ocio Vacacional, que se desarrolla durante todo el mes de agosto, tiene como objetivo fomentar la inclusión social de las personas con discapacidad intelectual. Está dirigido a aquellos usuarios de los centros de la Agencia Madrileña de Atención Social (AMAS) que no pueden pasar el verano fuera de los centros por motivos familiares, económicos o por la complejidad de sus características personales.

De esta manera, el programa ofrece a los usuarios con discapacidad intelectual de los centros de la AMAS un amplio abanico de actividades, como salidas a parques temáticos, cine y piscina, así como actividades deportivas como waterpolo, voley-playa, pádel y bádminton. Esta iniciativa persigue impulsar el ocio inclusivo entre las personas con discapacidad intelectual, con el fin de que puedan realizar las actividades sin barreras ni obstáculos.

Deja un comentario