Ahora Madrid y PSOE piden al gobierno central una Ley de Financiación del Transporte urbano





El transporte público colectivo urbano es un elemento clave del funcionamiento de ciudades sostenibles, y uno de los principales motores de las grandes urbes que garantiza la movilidad de todos los ciudadanos.

JMDávilaAsí ha quedado significada su importancia en la propuesta aprobada hoy miércoles por mayoría en el pleno del Ayuntamiento de Madrid, y que fue presentada por los grupos Ahora Madrid y PSOE.

España es el único gran país europeo que no cuenta con una Ley estatal de Financiación de Transporte Público, y la iniciativa aprobada hoy persigue que se enmiende esta situación. Actualmente, el Estado central aporta una cantidad económica para el sistema vía Presupuestos Generales del Estado a los municipios de más de 50.000 habitantes, de acuerdo a una disposición de la ley Reguladora de Bases de Régimen local, y de una forma más específica a Madrid, Barcelona y Canarias.

Esta cantidad ha variado con los años, sin estar establecida una cifra o unos criterios objetivos al respecto: el tamaño de la ciudad, la red de transportes o el volumen de viajeros diarios. Actualmente, la aportación central al transporte público de Madrid no alcanza el 10% del coste total, lo cual, en comparación con la media europea, que llega al 40% en algunos casos, es altamente insuficiente.

La situación económica de los últimos años ha agravado la situación: sin haber una ley específica al respecto, que es lo que hoy se ha reclamado desde el Ayuntamiento, los recortes en la aportación estatal han llegado al 31% en Madrid en cuatro años, 25% en Barcelona y un 28% para el conjunto del resto de ciudades. La situación se ha visto agravada por el mantenimiento de las tarifas, lo que ha requerido un mayor esfuerzo adicional por parte de las administraciones locales y los consumidores.

Gráfico Financiación TP

En la actualidad, las grandes ciudades españolas están experimentando un aumento de la demanda de viajeros en el transporte público urbano. Los problemas de congestión y calidad del aire se agravan: la circulación de vehículos a motor en las ciudades es responsable del 70% de los contaminantes que se emiten a la atmósfera y, en concreto, del 40% del dióxido de carbono. La congestión y los atascos generan enormes costes municipales cada año. Con el transporte público se logran ciudades más limpias, más seguras, más sociales y menos contaminadas, ya que el sistema contribuye, indudablemente, a la eficiencia energética y a la reducción de los niveles de contaminación. Por lo tanto, la mayoría del Pleno considera que la solución a este reto ha de venir de manos del transporte colectivo o de lo contrario, no vendrá.

Añadido a la actuación de hoy, el consistorio madrileño está en conversaciones desde hace semanas con Barcelona, Valencia, Zaragoza, Sevilla, Córdoba, Oviedo, Gijón, Pamplona, Cádiz, Murcia, A Coruña y Santiago para coordinar la iniciativa en sus respectivos municipios.

El Ayuntamiento de Madrid insta al gobierno central con la propuesta aprobada hoy, para que se inicie de urgencia la redacción de una ley estatal que aumente la aportación al sistema de Transporte Público, que cree además un marco normativo para que las comunidades desarrollen sus leyes autonómicas, permitiendo nuevas figuras fiscales, avanzando así hacia un transporte público plenamente eficiente y competitivo, hacia un transporte que garantice el acceso social a la movilidad, y unas ciudades más sostenibles, habitables y con mayor calidad de vida, como ya existe en el resto de países miembros de la UE.

Archivos multimedia:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *