El Hospital Ramón y Cajal crea una zona de juego educativa para los menores con diabetes





El Hospital Universitario Ramón y Cajal ha acondicionado la sala de espera de las consultas externas de la Unidad de Endocrinología y Diabetes Pediátrica, creando una zona de juego educativa diseñada para los niños. La iniciativa ha sido posible gracias al convenio con Lilly. Se ha habilitado un espacio lúdico denominado “Play Zone” y se ha acondicionado la sala de espera haciedola más entretenida para los pequeños pacientes con diabetes

Esta iniciativa persigue crear un entorno hospitalario más amable y acogedor para estos niños, que normalmente tienen que acudir al hospital varias veces al año. Concretamente, cuando se diagnostica a un menor con diabetes, es frecuente que el pequeño tenga que acudir a consultas hospitalarias una o dos veces por semana inicialmente, y cada dos o tres meses cuando se estabiliza el tratamiento. La Unidad de Endocrinología y Diabetes Pediátrica del hospital trata cada año a aproximadamente 400 niños con diabetes, de los cuales entre 40 y 50 pacientes son de nuevo diagnóstico.

Normalizar la diabetes y reducir el impacto
La “Play Zone” incluye cuentos, mesas y sillas para que los niños jueguen y pinten. También encontrarán muchos elementos decorativos en torno a sus personajes favoritos de Disney, entre los que está la monita Coco, el primero de la familia Disney con diabetes. Este personaje ayuda a los más pequeños a entender que un menor con esta enfermedad puede disfrutar de las mismas actividades que otros niños de su edad, siempre que se planifique y actúe conforme a los requerimientos de esta patología

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *