La Coordinadora por lo Público de Fuencarral-El Pardo muestra su rechazo a la designación “a dedo” de las direcciones de dos colegios del distrito





Las entidades educativas, sociales y políticas, l@s representantes de los diferentes sectores de la Comunidad Educativa y resto de ciudadanía que participan y conforman el Grupo de Educación de la Coordinadora por lo Público de Fuencarral-El Pardo (Madrid) han querido mostrar su total rechazo a la designación directa que la Consejería de Educación de Madrid ha realizado, al igual que ha que ha hecho en varios centros públicos más a lo largo de la región, de las direcciones de los CEIP “Vasco Núñez de Balboa” y “José Bergamín” de este distrito del norte de la capital, cesando a los anteriores equipos directivos, provenientes de la elección democrática, horizontal y participativa de sus respectivas Comunidades Educativas.

La Consejería de Educación, esperando a la última jornada lectiva del curso escolar 2015-2016, tras el proceso electoral del pasado 26 de junio, ha decidido notificar a los centros afectados esta decisión que rompe con el criterio, hasta ahora vigente, por el cual los equipos directivos de los colegios eran elegidos por el conjunto de maestros, familias, Ayuntamiento de Madrid y personal de administración y servicios representados en sus respectivos Consejos Escolares.

En palabras de la Coordinadora, “la designación no sólo implica la constatación de la más pura arbitrariedad de la administración regional educativa en la propia autonomía e independencia de cada centro, sino que viene condicionada y motivada por el claro objetivo, perseguido en los últimos años por la Comunidad de Madrid, de llevar a cabo el cierre de estos y otros tantos colegios públicos, amenazados constantemente con su clausura desde hace ya varios cursos. Esta vez, la designación de personas y equipos “fieles a la causa”, ahondará más en la pérdida de calidad de la educación pública en nuestra región, generando, dentro de esta política de recortes en las áreas más vulnerables (la concertada no cierra), una mayor indefensión de la ciudadanía que apostando y viene luchando en multitud de espacios, por la dignidad y defensa de la Educación Pública”.

“Esta designación (y la “renovación automática” que se ha producido en los últimos meses de los equipos que son serviles con la Consejería), si bien viene posibilitada en el contenido normativo de la LOMCE, rompiendo con el criterio democrático hasta ahora existente, supone que cerca de 20 centros públicos de la región vean, no ya mermado, sino borrado su campo de libertad de elección del equipo directivo que pondrá en marcha un proyecto educativo de consenso, democrático, elegido entre tod@s”, señalan desde la plataforma.

Para la Coordinadora, “una vez más, la Consejería ataca. Una vez más, la Comunidad Educativa recibe, se defiende y protesta. Una vez más, es hora de decir NO. Porque la Educación Pública no se vende; se defiende”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *