El barrio de San Fermín pide ser declarado “zona de reserva” durante eventos como el Mutua Madrid Open de tenis




Un año más, la Caja Mágica acoge uno de los eventos deportivos más importantes y multitudinarios de la capital, el Open Madrid de tenis. Y, un año más, el vecindario del barrio donde se ubica la instalación, San Fermín, sufre los mismos problemas: colapso circulatorio, invasión de coches en sus calles y aceras, multas por mal aparcamiento a los vehículos residentes… El cambio de color del gestor de la instalación, que no es otro que el Ayuntamiento de Madrid, no ha servido para modificar un ápice esta situación. Y es que las intenciones del nuevo equipo de Gobierno de resituar la “Caja Mágica de cara al barrio” se han quedado, de momento, solo en buenas palabras. Por eso, la asociación vecinal demanda una solución drástica: que la barriada sea declarada, al menos durante los eventos de masas, como una especie de “reserva india”.

La vecindad de San Fermín está cansada de que la instalación viva a sus espaldas, sin respetar sus necesidades básicas. No se opone a la organización de eventos como el Mutua Open Madrid, pero resulta absolutamente inconcebible que desde 2009, año en que la Caja Mágica se convierte en sede del torneo, todo siga exactamente igual. “Todas las personas que vienen a nuestro barrio a la Caja Mágica en transporte público, especialmente en el metro, son bienvenidas; pueden comprobar que somos un barrio acogedor, y ellas dan más color y calor a nuestras calles y a la cotidianeidad de la vida del barrio”, subraya la entidad vecinal en un comunicado, antes de recordar los problemas que vive el barrio desde hace siete años por estas fechas. “Somos el parking gratuito del Open, mientras el Open es un negocio de mucho cuidado, lo que hace que no podamos aparcar ni bien ni mal, y nos encontremos los coches en las aceras, en los parterres, en los jardines, en los pasos de carruajes, vamos, casi, casi… hasta en la cocina”. Además, continúa, “cuando llegamos, no podemos aparcar el coche y no sabemos qué hacer con él, y encima nos ponen multas por mal aparcamiento”.

“Nosotros no somos culpables de que el barrio existiera antes de hacer la Caja Mágica y poner en ella el Open Tenis. Por tanto, no somos nosotros quienes debemos dar explicaciones, sino que son los eventos como el Open los que tienen que respetar al barrio y a sus residentes, y poner las medidas para solucionar su problema. Son ellos quienes deben dar solución a los que quieren venir en coche, puesto que el negocio es suyo, y no pueden pasarnos los costes, ¡ni las multas!”, sostiene la Asociación Vecinal de San Fermín, que está harta de que sus propuestas caigan en saco roto. Propuestas como activar campañas de fomento del transporte público ante grandes eventos y de disuasión “para que no se venga en coche a través del barrio de San Fermín”, cosas que, a pesar de su sencillez y escaso coste económico, “siempre han brillado por su ausencia”.

Por todo ello, ante la inacción institucional, la entidad ciudadana ha iniciado una campaña para que los habitantes de San Fermín reclamen al Consistorio que el barrio sea declarado “Zona Reservada a sus Residentes” durante eventos como el Mutua Madrid Open. “Si la experiencia que sufrimos y padecemos lo justifica, la exigencia de la solución es de justicia”, concluye la asociación, que en los próximos días detallará las acciones de la campaña.

Deja un comentario