Noticias » Distritos » Puente de Vallecas » El joven que prendió fuego a tres ecuatorianos en Puente de Vallecas lo habría hecho por venganza

El joven que prendió fuego a tres ecuatorianos en Puente de Vallecas lo habría hecho por venganza

Gacetín Madrid

La Policía Nacional busca a un joven, posiblemente de origen dominicano, como autor del ataque con líquido inflamable y fuego contra tres hombres de entre 45 y 50 años de edad y nacionalidad ecuatoriana, con numerosos antecedentes por amenazas y agresores, el pasado sábado, 6 de julio, en el distrito madrileño de Puente de Vallecas. Al parecer, tenían cuentas pendientes tras haber tenido enfrentamientos previos y este hecho habría sido una venganza.

Los hechos ocurrieron pasadas las 9 de la noche del sábado, 6 de julio, a la altura del número 32 de la calle de Carlos Aurioles, muy cerca de la estación de Entrevías. Por causas que aún se investigan, un individuo de origen dominicano que al parecer tendría rencillas con las víctimas, se acercó a tres hombres que estaban bebiendo cervezas en un banco en la calle y les impregnó con un líquido inflamable.

A continuación, les acercó una llama para prenderles fuego y huyó a la carrera. Como consecuencia de ello, los tres sufrieron lesiones por quemaduras, uno de ellos con quemaduras de segundo grado en más del 20% de su superficie corporal, concretamente en espalda, antebrazo izquierdo y axila.

Este último fue trasladado por sanitarios del SAMUR-Protección Civil con preaviso a la Unidad de Quemados del Hospital de La Paz, ingresando en estado grave. Los otros dos fueron trasladados al Hospital Gregorio Marañón, ingresando en estado leve: uno con quemaduras de segundo grado en el 4% de su cuerpo, concretamente en el brazo derecho, y el otro en el ojo izquierdo.

Agentes de la Policía Nacional desplazados al lugar del suceso abrieron una investigación para esclarecer las circunstancias del suceso y así atrapar al culpable. Aún no hay detenidos ni se conocen las motivaciones del ataque, aunque al parecer las víctimas (con numerosos antecedentes por amenazas y agresores) y el atacante tenían rencillas. En un principio las víctimas negaron conocerle pero finalmente confesaron las afrentas previas.

Noticias relacionadas

Deja un comentario

* Al utilizar este formulario, usted acepta el almacenamiento y manejo de sus datos por parte de este sitio web y nuestra Política de privacidad.