Inicio Ciencia y tecnología Moderna anuncia que la vacuna contra el cáncer llegará en 7 años

Moderna anuncia que la vacuna contra el cáncer llegará en 7 años

Gacetín Madrid

La empresa estadounidense de biotecnología pionera en terapias y vacunas de ARN mensajero (ARNm) Moderna, y Merck, conocida como MSD fuera de los Estados Unidos y Canadá, han anunciado que mRNA-4157/V940, una vacuna contra el cáncer de ARNm personalizada en investigación, en combinación con KEYTRUDA, la terapia anti-PD-1 de Merck, ha recibido la designación del plan Priority Medicines (PRIME) por parte de la Agencia Europea del Medicamento (EMA, por sus siglas en inglés) para el tratamiento adyuvante de pacientes con melanoma en estadio III/IV de alto riesgo después de una resección completa.

La EMA otorga la designación del esquema PRIME en base a datos positivos del ensayo de Fase 2b KEYNOTE-942/mRNA-4157-P201, realizado en Estados Unidos y Reino Unido. Los primeros resultados detallados del ensayo se presentarán en la Asociación Estadounidense para la Investigación del Cáncer (AACR) en Orlando, FL, del 14 al 19 de abril.

«La designación de esquema principal para mRNA-4157/V940 en combinación con KEYTRUDA destaca la promesa potencial de tratamientos individualizados contra el cáncer en una población con alternativas limitadas», dijo Stephen Hoge, presidente de Moderna. «Existe una gran necesidad insatisfecha de terapias para el melanoma, ya que puede ser una afección potencialmente mortal en la que las terapias disponibles pueden no ser lo suficientemente efectivas en una proporción significativa de pacientes».

«Este hito destaca el potencial de los enfoques personalizados para ayudar a mejorar los resultados de las personas que viven con ciertos tipos de melanoma», dijo el Dr. Eric H. Rubin, vicepresidente senior de desarrollo clínico global de Merck Research Laboratories. «Esperamos trabajar con la EMA, en colaboración con Moderna, para avanzar en nuestro programa de desarrollo clínico para mRNA-4157/V940 en combinación con KEYTRUDA».

Acerca de mRNA-4157/V940

mRNA-4157/V940 es una nueva vacuna contra el cáncer personalizada basada en ácido ribonucleico mensajero (ARNm) en investigación que consiste en un solo ARNm sintético que codifica hasta 34 neoantígenos que está diseñado y producido en base a la firma mutacional única de el tumor del paciente. Tras la administración en el cuerpo, las secuencias de neoantígeno derivadas algorítmicamente y codificadas por ARNm se traducen endógenamente y se someten a un procesamiento y presentación de antígeno celular natural, un paso clave en la inmunidad adaptativa.

Las vacunas personalizadas contra el cáncer están diseñadas para preparar el sistema inmunitario de modo que un paciente pueda generar una respuesta antitumoral personalizada específica para su firma de mutación tumoral. mRNA-4157/V940 está diseñado para estimular una respuesta inmunitaria mediante la generación de respuestas de células T específicas basadas en la firma mutacional única del tumor de un paciente.

KEYTRUDA es una inmunoterapia que funciona aumentando la capacidad del sistema inmunitario del cuerpo para ayudar a detectar y combatir las células tumorales. Con base en los primeros estudios clínicos, la combinación de mRNA-4157/V940 con KEYTRUDA puede proporcionar potencialmente un beneficio adicional y mejorar la destrucción de células tumorales mediada por células T.

La vacuna en 7 años

Ante este hito, desde la propia Moderna ya han puesto fecha a la vacuna contra el cáncer: llegará en siete años, en 2030. Juan Carlos Gil, director general de Moderna en España, ha señalado que este suero curará los tumores que hasta ahora no tenían ninguna solución y cambiará el patrón de mortalidad porque “salvaría cientos de vidas o miles o incluso millones”.

La vacuna será individualizada para cada paciente y tumor. En Moderna lo llaman “el nuevo software de la vida”: el primer paso sería realizar una biopsia del tumor del paciente y extraer el material genético para secuenciarlo en un laboratorio y así identificar las mutaciones. Posteriormente, un algoritmo de aprendizaje automático identificaría cuáles de esas mutaciones son responsables de impulsar el crecimiento del cáncer.

A continuación, se seleccionarían los ARN mensajeros para los antígenos más prometedores, que se incluirían en la vacuna, y con ello «enviar un mensaje al cuerpo» que le diría qué producir exactamente. El suero, finalmente, se administraría después de la cirugía de extirpación del tumor para evitar que este vuelva.

Para 2030 se calcula que más de 21 millones de personas serán diagnosticadas de cáncer en todo el mundo, de las cuales más de 330.000 lo serán en España, según datos del Observatorio del Cáncer.

Noticias relacionadas

Deja un comentario

* Al utilizar este formulario, usted acepta el almacenamiento y manejo de sus datos por parte de este sitio web y nuestra Política de privacidad.