Veranos de la Villa recibe al prestigioso actor John Malkovich y su espectáculo ‘The Infernal Comedy’

Este jueves, 11 de agosto, y el viernes día 12, el prestigioso actor John Malkovich estrena en el Patio Central de Conde Duque, dentro de la programación de Veranos de la Villa, The Infernal Comedy · Confesiones de un asesino en serie, drama para un actor, dos sopranos y orquesta barroca. El festival, organizado por el Ayuntamiento de Madrid, recibe en su sexta semana al intérprete estadounidense con esta propuesta basada en la historia real del homicida convicto Jack Unterweger (1950-1994).

La delegada de Cultura, Turismo y Deporte, Andrea Levy, destaca que la presente edición de Veranos de la Villa, además de posibilitar que parte de la programación haya vuelto a las calles de Madrid, que es “el mejor espacio donde podría tener lugar”, permite también contar con espectáculos traídos de todo el mundo “en nuestro firme propósito por ofrecer una programación cultural de calidad durante los meses estivales”.

“En este primer mes del festival hemos podido de disfrutar de artistas de Canadá, Japón, Portugal, Suiza, Perú, Italia, Uruguay, Austria, Alemania o Marruecos. Y de grandes nombres internacionales como el de Omara Portuondo, que se despidió ayer de Madrid con un concierto que disfrutaron más de 1.000 personas en este mismo Patio Central de Conde Duque”. La delegada resalta que ahora el público podrá ver en escena a John Malkovich, “un actor que nos ha marcado a muchos, en especial a muchas mujeres, cuando le descubrimos como el perverso vizconde De Valmont de Las amistades peligrosas”.

“Para mí es un placer –subraya Levy– dar la bienvenida a John Malkovich a Madrid y agradecerle que se suba a las tablas de este escenario para presentarnos The Infernal Comedy, un espectáculo que seguro que no dejará indiferente a las cerca de 2 000 personas que van a disfrutar esta propuesta que ya tiene todas sus entradas agotadas”.

Malkovich da vida a este asesino en serie que de una forma sorprendente y poética decidió dejar su confesión por escrito. Una obra teatral con una puesta en escena muy particular en la que participa una orquesta de cuerda que interpreta música del Barroco y dos sopranos solistas, todos ellos inmersos en la tarea de tocar y cantar piezas de grandes compositores de la historia como Mozart, Gluck, Haydn, Vivaldi, Boccherini, Weber y Beethoven.

La Comedia Infernal está basada en la historia de la vida real de Jack Unterweger, un asesino convicto, reconocido poeta, que fue encarcelado e indultado. Célebre autor y periodista, notorio mujeriego y ejemplo de reinserción, se fue sospechando con el paso del tiempo su implicación en el asesinato de un número creciente de prostitutas en Viena, Graz, Praga y Los Ángeles. Más tarde huye desde Viena hacia Estados Unidos, es arrestado en Miami, trasladado a Austria, acusado, y finalmente se suicida, tras ser declarado culpable de 11 homicidios.

El inicio del espectáculo muestra a Jack (John Malkovich) leyendo su nueva novela, desde donde se adentra en sus recuerdos inspirado por la música melodramática del Don Juan de Gluck. Entre sus monólogos se desarrollarán varias escenas entre Jack y una de las dos sopranos.

La esencia de la música barroca está basada en los sentimientos y del mismo modo cada una de las escenas y arias representan emociones y expresiones como la alegría, el odio, el amor, la pena, el deseo y la admiración, vinculándolas a la relación de Jack con las mujeres.

Jack aprecia especialmente la presencia de unas damas tan atractivas, porque todo el libro quizá haya sido escrito solo para justificar su alma perdida ante las mujeres, que siempre han sido su única motivación, su mundo, su paraíso, su desolación y su destino.

En palabras del autor y director, Michael Sturminger

Cuando un asesino en serie, después de su muerte, viene al escenario para presentar su autobiografía en una lectura pública, no es exactamente una comedia lo que nos espera. Pero ¿qué podemos esperar de una nueva ópera/obra teatral sobre un asesino de mujeres, para orquesta, dos sopranos y un actor?

Todo cambia por completo cuando es John Malkovich quien va a interpretar el papel de Jack, que nos presenta sus Confesiones de un asesino en serie. Ahora sí que, definitivamente, esperamos lo inesperado. Esa misma premisa me hizo lo suficientemente valiente como para iniciar la escritura del libreto, y me ayudó a terminarlo en unas pocas semanas.

El comienzo fue sencillo. Mientras realiza bromas fáciles como un comediante, Jack presenta su libro, al que ha llamado extravagantemente La comedia infernal. Llegados a este punto, sólo tenía que imaginar qué haría el Jack de John a continuación; y lo que hice fue tratar de buscar la verdad.

Una vez escribí el guion fue un puro placer dirigirla, especialmente porque la pieza le dio a John la posibilidad literal de la improvisación, lo que significa mejorarla y mejorar continuamente. Aun permaneciendo perfectamente fiel a la dirección, el texto y a sus compañeros en el escenario, John, en cada ensayo o actuación, buscaba nuevas posibilidades para sorprenderse a sí mismo y sorprendernos a todos. Al ver actuar a John Malkovich, inmediatamente nos conectamos con el ideal por el cual se hace el arte dramático: retratar el momento.

Una carrera de éxitos

Malkovich es uno de los actores más importantes del cine actual. Ha participado en más de 100 películas como intérprete además de su faceta como director y productor. En 1976, se unió al Steppenwolf Theatre de Chicago, recién fundado por su amigo Gary Sinise. Habrían de pasar siete años antes de su presentación en Nueva York, donde gana un Off Broadway Award con la obra de Sam Shepard, True West. En 1984, Malkovich aparece con Dustin Hoffman en la reposición de Broadway de Muerte de un Viajante, que le valdría un Emmy cuando se convirtió en una película para televisión al año siguiente.

Su debut en la pantalla grande sería como el inquilino ciego en En un lugar del corazón (1984), que le valió una nominación al Oscar como mejor actor de reparto. Le seguirían otras películas, como Los Gritos del Silencio (1984) o El Zoo de Cristal (1987), pero su personaje más recordado es el de Vizconde de Valmont en Las Amistades Peligrosas (1988). Coprotagonizar este film junto a Michelle Pfeiffer y Glenn Close le ayudó a posicionarse en la industria del cine. Después interpretaría el rol de asesino político psicótico del film En la Línea de Fuego (1993) de Clint Eastwood, por el que sería nominado tanto para los Oscar como para los Globos de Oro.

De su trabajo en el cine independiente y su reputación como uno de los actores más fascinantes de Hollywood surgió la película Cómo ser John Malkovich. El actor regresa periódicamente a Chicago para actuar y dirigir.

THE INFERNAL COMEDY · Confesiones de un asesino en serie

Drama para un actor, dos sopranos y orquesta

Dirección: Michael Sturminger

Dirección de orquesta: Martin Haselböck

Intérprete: John Malkovich

Sopranos: Susanne Langbein y Chen Reiss

Orchester Wiener Akademie

El espectáculo se interpreta en inglés y las partes musicales en sus idiomas originales, con sobretítulos.

Duración: 105 minutos (sin descanso)

Gacetín Madrid

Somos un medio de comunicación digital de actualidad de acceso gratuito e independiente de la ciudad de Madrid. Informamos de las últimas noticias que suceden en los 21 distritos y los diferentes barrios o zonas de Madrid, así como todas las noticias de interés para los madrileños.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Acepto la política de privacidad *