El tablao Villa Rosa recibe 1.000 propuestas de cambio de nombre en una semana: 6.000 euros para el que encuentre el mejor

El Tablao Flamenco Villa Rosa, la sala de flamenco más antigua del mundo, se inauguró en 1911 en la Plaza Santa Ana de Madrid, actualmente es fácilmente reconocible ya que preserva su fachada de azulejos pintados por Alfonso Romero Mesa y una singular decoración interior, de estilo arábigo andaluz.

Desde principios del siglo pasado comenzó a ser un lugar de referencia del flamenco, donde aficionados de alto nivel económico, políticos, aristócratas y el mundo artístico en general se reunían, alternaban con los mejores cantaores, guitarristas y bailaores, y se deleitaban con su arte.

El pasado mes de mayo, después de un año sin actividad, los amantes del flamenco aplaudieron que el mítico tablao Villa Rosa abriera de nuevo sus puertas manteniendo su auténtica esencia, evitando que la sala se convirtiera en cualquier negocio alejado de su historia. Lamentablemente, después de 111 años, los nuevos inquilinos se ven ahora forzados a cambiar el nombre de este histórico tablao por causas ajenas a su voluntad y responsabilidad.

Durante más de un siglo, se ha venido denominando Villa Rosa, sin que ninguno de sus propietarios ni inquilinos registrara el nombre en la oficina de marcas, hasta que uno de los arrendatarios del local decidió registrarlo a su nombre a pesar de la notoriedad y renombre del inmueble.

Como consecuencia de estas circunstancias, los nuevos gestores del tablao flamenco denominado hasta ahora Villa Rosa, han sido requeridos para restringirles el uso de la marca y por tanto, en la actualidad no deben hacer un uso comercial de la misma.

El mundo del flamenco está sorprendido porque el Tablao Flamenco Villa Rosa, conocido también como la “Catedral del Flamenco”, pierda un nombre que es parte importante de la historia del flamenco en nuestro país. Para encontrar el mejor nombre posible para la sala de flamenco más antigua del mundo, se ha lanzado un concurso público y otorgar un premio único de 6.000 euros para aquella persona que de con el nombre perfecto.

Las bases del concurso se pueden encontrar en sebuscanombre.com. Y ya se han recibido más de 1.000 propuestas en una semana. El nuevo nombre que lucirá el tablao debería estar listo para septiembre, aunque sus gestores actuales opinan que la gente seguirá llamándolo «Villa Rosa».

Historia del Villa Rosa

El local, ubicado en la Plaza Santa Ana de Madrid, se funda como taberna en 1911 con el nombre de Gran Colmado Villa Rosa, ocupando el local de un antiguo molino de chocolate. En 1919 cambia de dueños y se reforma dotándole de una llamativa decoración de estilo andaluz, con artesonado, columnas y arcos inspirados en la Alhambra de Granada.

Su vida como tablao comenzó en 1921, cuando el empresario Tomas Pajares adquiere el negocio y consigue que el cantaor Antonio Chacón, considerado el rey del cante flamenco andaluz, dirija el local, trayendo a los mejores cantaores, bailaores y guitarristas, que a su vez arrastraron a aficionados del flamenco de notable poder económico y artistas de la época que acudían a las reuniones y fiestas flamencas que allí se celebraban. Se inicia la leyenda del que se convertirá en el templo del flamenco en Madrid.

Además del cantaor Antonio Chacón y el guitarrista Ramón Montoya, dieron fama al Villa Rosa los más grandes artistas del flamenco, como los cantaores Manolo Pavón, Juanito Mojama, Pepe de la Matrona, Fosforito o la cantaora Pastora María Pavón Cruz, conocida como la Niña de los Peines, y los bailaores Estampío y Faico, entre otros. Poco a poco fueron pasando por su escenario artistas de gran LOGO renombre, como Imperio Argentina, Lola Flores, Juanito Valderrama, Antonio Mairena, Pepe Marchena, Miguel de Molina, Juan Varea, y muchos más.

La fachada del local está decorada con azulejería, muy colorista, realizada por el pintor y ceramista Alfonso Romero Mesa en 1928, representando 8 paisajes madrileños y andaluces: La Cibeles, El Retiro y la plaza de Colón de Madrid, la plaza de España y los Jardines de Murillo sevillanos, la Alhambra de Granada, y panorámicas de Córdoba y de Málaga. En su interior hay azulejos policromados con escenas flamencas, obra del ceramista talaverano Antonio Ruiz de Luna y de Julián Santacruz, realizados en 1987.

La singular estética del Villa Rosa ha servido como escenario en series de televisión y películas, como Tacones Lejanos de Pedro Almodóvar y La Reina de España de Fernando Trueba. También ha sido el lugar elegido para entrevistas, grabaciones y presentaciones de muchos artistas, como Diego El Cigala, José Mercé, Estrella Morente, Rosalía, Antonio Carmona o India Martínez, entre otros.

Considerado el templo del flamenco, en sus 111 años de historia, por su escenario han pasado las más grandes figuras del cante y el baile flamenco y ha acogido a algunas de las personalidades internacionales más relevantes del arte, la cultura, la economía o la política. Desde sus inicios solía estar frecuentado por clientes famosos como Ernest Hemingway o Ava Gardner, entre otros. Incluso se dice que el rey Alfonso XIII visitaba el local de incognito, a través de un pasadizo subterráneo.

Gacetín Madrid

Somos un medio de comunicación digital de actualidad de acceso gratuito e independiente de la ciudad de Madrid. Informamos de las últimas noticias que suceden en los 21 distritos y los diferentes barrios o zonas de Madrid, así como todas las noticias de interés para los madrileños.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Acepto la política de privacidad *