A qué problemáticas se enfrenta el juego online en España tras la regulación

En los últimos meses de 2020, nos enteramos de que todos los casinos en línea y casas de apuestas de España debían cambiar su estrategia de comercialización y publicidad de bonos para nuevos usuarios, promociones y mecanismos de captación de nuevos usuarios.

La nueva regulación entró en vigor en mayo de 2021, así que ya hemos tenido más de un año para ver sus efectos sobre el mercado del juego online en nuestro país y poder evaluarlos en perspectiva.

¿Qué nuevas problemáticas han surgido tras la regulación del juego online en España?

El decreto de regulación del juego

El 3 de noviembre de 2020, se publicó un Boletín Oficial del Estado en el que se presentaba el Real Decreto 958/2020, que contenía la información referente a las nuevas restricciones que el Estado español imponía al sector de las apuestas online.

Este Decreto no solo ha perjudicado a los casinos y casas de apuestas en línea, sino también a numerosos clubes deportivos, en especial equipos de fútbol, que tenían casinos entre sus patrocinadores, lo cual les reportaba importantes ingresos económicos.

Las restricciones tenían ―y tienen― como objetivo reducir la publicidad del sector de las apuestas en los medios de comunicación, pero han tenido algunas consecuencias insospechadas de las que hablaremos más adelante, como la proliferación de operadores sin licencia.

Menor recaudación en línea

La primera consecuencia ha sido una caída en la recaudación de impuestos derivados de las actividades de apuestas. En el cuarto trimestre de 2021, este indicador se había desplomado un 24 % respecto al mismo periodo del año anterior. Solo en el tramo que va desde octubre a diciembre, la recaudación cayó en 11 millones de euros.

Otro indicador que nos dice que algo ha cambiado es el ggr (Gross Gaming Revenue) de 2021, que presenta una caída del 4,17 % respecto a 2020. Pese a todo, el número de usuarios activos no descendió tanto: apenas un 0,61 % respecto al año anterior, alcanzando la cifra de casi un millón y medio de jugadores activos. Sí que bajó, no obstante, el número de nuevas cuentas en casinos.

Una de las grandes compañías de casino y apuestas en línea, Codere, perdió un 10 % de sus jugadores en España en el primer trimestre de 2022, según reveló la marca a la sec, el regulador bursátil de Estados Unidos.

Los segmentos más y menos perjudicados

Las nuevas regulaciones no han afectado por igual a todos los segmentos del juego en línea. Hay ramas que aumentaron su popularidad, mientras que otras la perdieron notablemente.

Por ejemplo, las apuestas deportivas han sido las principales damnificadas, pues en 2021 cayeron un 16,23 % respecto al año 2020. La Dirección General de Ordenación del Juego explica esta caída por la disminución de las apuestas de contrapartida. Aunque menos, también bajó el número de usuarios del bingo, en un 12,41 %.

El segmento de casino online ha salido bastante mejor parado, pues obtuvo una variación anual favorable que alcanzó el 16,07 %, comportamiento que, según el informe de Mercado del Juego Online Estatal, se debe sobre todo al comportamiento de las máquinas de azar, como las slots.

En efecto, las tragaperras o slots llevan teniendo una variación anual creciente desde el año 2015, que se dice pronto. Asimismo, la ruleta en vivo sube, mientras que la ruleta online convencional ―con rng, o generador de números aleatorio― cae.

Frenazo a la publicidad

Aunque aumentó ligeramente en el último trimestre de 2021 ―un 4,87 %―, el gasto en publicidad ha experimentado una caída de casi el 38 % si tomamos la variación anual. La publicidad presentó tasas negativas respecto al trimestre y el año anterior del 1,68 % y de más del 50 %, respectivamente.

La media mensual de cuentas activas durante el año 2021 fue de prácticamente un millón, lo cual supone una mejora, como ya comentábamos, sobre todo si no tenemos en cuenta que la media mensual de nuevas cuentas fue de 260.124 usuarios, cifra que representa una caída anual de casi el 10 %.

Las nuevas regulaciones en cuanto a publicidad y promoción, especialmente las orientadas a captación de nuevos usuarios, están espoleando, sin duda, esta tendencia negativa.

Nuevos operadores sin licencia

Por otro lado, obtener una nueva licencia es cada vez más complicado en España. Durante el año 2021, el ministro de Consumo, Alberto Garzón, rechazó hasta tres solicitudes de licencias para operar en el mercado en línea de nuestro país.

Aunque continúan desembarcando nuevos casinos online en España, como lo exhiben sitios web especializados en casinos en línea y apuestas, lo cierto es que uno de los efectos de las nuevas normativas es que se está produciendo un evidente desplazamiento de los usuarios hacia operadores offshore sin licencia de la DGOJ que operan usando mecanismos como las criptomonedas.

Estos operadores usan el poco control por parte de las autoridades españolas que aún existe sobre las criptos y otras opciones bancarias para reforzar su presencia en el sector del juego en línea, según denuncian los operadores tradicionales y con licencia.

Aunque apostar en establecimientos sin licencia mucho más inseguro ―no tanto porque el casino vaya a intentar engañarte, sino porque, en el caso de que esto ocurra, no tendrás a quién reclamarle nada―, en nuestro país no es ilegal hacerlo, dado que estos establecimientos están regulados por autoridades extranjeras.

Si juegas, juega con responsabilidad.

Gacetín Madrid

Somos un medio de comunicación digital de actualidad de acceso gratuito e independiente de la ciudad de Madrid. Informamos de las últimas noticias que suceden en los 21 distritos y los diferentes barrios o zonas de Madrid, así como todas las noticias de interés para los madrileños.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Acepto la política de privacidad *