CCOO advierte que el cheque escolar de PP y Vox «irá a parar al bolsillo de las élites madrileñas»

El cheque escolar acordado por el gobierno del PP y Vox para ser implantado en la Comunidad de Madrid en los próximo cuatro años «es un ataque a la educación como derecho universal, a la igualdad de oportunidades y a la equidad social». Así lo ha expuesto la secretaria general de la Federación de Enseñanza de CCOO Madrid, Isabel Galvín, que propone analizar tres cuestiones clave: «quién lo pagará, a qué bolsillos irá a parar el dinero y en qué situación quedará la educación como servicio público universal para la sociedad madrileña».

«La mayoría de los ingresos previstos en los Presupuestos Generales de la Comunidad de Madrid para 2022 proviene de los impuestos directos que pagan las trabajadoras y los trabajadores, mientras que las rentas del capital lo hacen de manera minoritaria», ha incidido.

Por otra parte, son las rentas del capital y de la ciudadanía con ingresos más altos «quienes se benefician de los regalos y exenciones fiscales. Bien, pues es a los bolsillos de las élites de la región, capaces de asumir el coste de un colegio privado por encima de los 5.000 euros, y a los colegios privados donde va a ir a parar el cheque escolar que se va a costear con los impuestos de todos y cada uno de los habitantes de la región».

«Barrera de acceso para alumnos/as no deseados»

«os colegios que tienen concertada las etapas primaria y secundaria obligatorias podrán utilizar este mecanismo para mantener la clientela en Bachillerato o Formación Profesional, e incrementar las cuotas, pues nada impide a los colegios que, contando con la aportación de las familias, trasladen esa cuantía al precio. Esto es, se mantiene la cuota como barrera de acceso para aquellos alumnos de entornos sociales y económicos no deseados para el perfil del colegio».

Galvín recuerda que estamos «en la región de España que más segrega a su alumnado por nivel socioeconómico, en un país que es ya el tercero de la OCDE, tras Turquía y Lituania, en segregación educativa: nuestra región está al nivel del primero, y esto tiene claros efectos en la educación, porque el éxito o fracaso escolar en Madrid está directamente relacionado con la situación social de las familias”.

«Más segregación»

“Pero al gobierno del PP y a su socio de Vox este nivel de segregación les resulta insuficiente para el modelo social que pretenden”, sostiene la responsable sindical. “No les basta la brecha que abre ya una educación concertada que alcanza a casi la mitad de la población. Necesitan separar más, avanzar en colegios impermeables a alumnado de diferente extracción social”. Recuerda, además, que en la Comunidad de Madrid la escolarización «no está en manos de las familias ni existe libre elección de centro». “La escolarización queda en manos de un mecanismo de mercado que asigna las plazas por capacidad de compra y con capacidad de estratificar por extracción social”.

«Un negocio de pingües beneficios»

La escuela pública supone en Madrid uno de cada dos centros educativos. De los centros privados, dos de cada tres son concertados y un tercio no recibe sostenimiento de fondos públicos. «Mientras que en los últimos veinte años la escuela pública ha sido maltratada por los sucesivos gobiernos del Partido Popular con continuos recortes en los presupuestos y escasa inversión en infraestructuras, la escuela privada ha sido impulsada y beneficiada en Madrid con parcelas para la construcción de colegios en los nuevos desarrollos urbanísticos en detrimento de los centros públicos. El objetivo es claro: convertir a la enseñanza privada en la única alternativa y enriquecer a los empresarios del sector, cuyos beneficios en el curso 2019-2020 ascendieron a 171 millones de euros”, detalla Isabel Galvín

«Más dinero público para el sector privado»

«El desequilibrio territorial queda patente en la educación. En las zonas de menor poder adquisitivo (Sur y Este) la escuela pública sigue siendo mayoritaria, mientras que las de renta alta están saturadas de escuela privada y privada concertada. Por eso, el negocio privado necesita buscar otros elementos de expansión: la Formación Profesional, sometida a una asfixia de oferta de plazas públicas; el Bachillerato, y el alumnado que asiste o pretende optar a una plaza en los centros privados más elitistas. La gratuidad de las etapas educativas no obligatorias es un argumento falso. El Bachillerato y la Formación Profesional ya son gratuitos en la escuela pública”, recuerda Galvín. “El PP y Vox esconden que se van a desviar otros 62,5 millones de euros al sector privado. A este objetivo responde el cheque escolar”.

“Una vez más, los perjudicados serán el derecho a la educación, el servicio público educativo, la escuela pública, también un tipo de centro concertado más tradicional y social, y las familias que acuden a estos centros”, denuncian desde CCOO. “Y, de nuevo, los beneficiarios serán las élites económicas y sociales, los grandes intereses privados y un modelo ideológico y social que concibe la escuela como un negocio, la libertad como el ejercicio del privilegio de aquellos que pueden pagarlo y la sociedad como un mecanismo para reproducir eternamente esas posiciones de desigualdad sin mezclarse nunca con aquellos que ocupan otro nivel en la escala social”.

Gacetín Madrid

Somos un medio de comunicación digital de actualidad de acceso gratuito e independiente de la ciudad de Madrid. Informamos de las últimas noticias que suceden en los 21 distritos y los diferentes barrios o zonas de Madrid, así como todas las noticias de interés para los madrileños.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Acepto la política de privacidad *