Más de 3.000 firmas en papel para sacar a las cocinas fantasma de las zonas residenciales de Madrid

Esta mañana de lunes, un día después de que varios centenares de personas se manifestaran desde el colegio Miguel de Unamuno hasta la Junta Municipal de Arganzuela para pedir el cierre de las cocinas industriales de la calle Alejandro Ferrant, una delegación de la Plataforma de Afectados por las Cocinas Fantasma de Madrid y de la FRAVM han registrado en el Ayuntamiento más de 3.000 firmas de apoyo a sus reivindicaciones.

Representantes la Federación Vecinal y de comunidades damnificadas de Tetuán, Arganzuela y Chamartín han presentado en el Palacio de la Cibeles un total de 3.376 firmas en papel de madrileños y madrileñas que han suscrito sus sugerencias sobre estos negocios industriales de cara al Avance de la Modificación de las Normas Urbanísticas del Plan General de Ordenación Urbana de Madrid (PGOUM) de 1997.

Con esta modificación, el Ayuntamiento de Madrid pretende, entre otras cosas, regular adecuadamente iniciativas empresariales y formas de producción y consumo que han surgido en los últimos años, como es el caso de las dark kitchen, que denomina “cocinas agrupadas”. A escasas horas de concluir el plazo de información pública de la propuesta de modificación, las asociaciones vecinales han presentado sus alegaciones con el fin de que el Consistorio las tenga en cuenta en la regulación de esta «polémica y molesta actividad».

La hoja de firmas que los delegados vecinales han registrado esta mañana incluye siete propuestas que tienen como objetivo alejar las cocinas fantasma de las áreas residenciales y de “centros escolares y lugares de concentración de población vulnerable”. Son las siguientes:

1) Fijar en ámbitos de uso cualificado residencial a) un máximo de 4 cocinas por establecimiento, junto con la superficie máxima de 350 m2 y b) una distancia mínima entre establecimientos de 500 metros.

2) Especificar que en la superficie máxima de 350 m2 computan también la sala de espera, el cuarto de residuos y otras dependencias comunes.

3) Establecer una distancia mínima de 500 metros respecto de los centros escolares, hospitales y otros espacios de concentración de población vulnerable.

4) Regular un periodo de un año, a partir de la aprobación de la modificación, para que las cocinas existentes se adapten a la nueva normativa.

5) Extender las condiciones exigidas a las cocinas agrupadas en los ámbitos de uso cualificado residencial a las cocinas que se ubiquen en áreas reguladas por la Norma Zonal 9, grados 1º y 2º.

6) Limitar el horario de actividad al tiempo entre las 10:00 y las 22:00 horas. 7) Requerir la elaboración de un informe de movilidad y un informe de medio ambiente.

7) Prohibir la venta directa al público y las multilicencias (establecimientos en los que las cocinas industriales aparecen combinadas con otras actividades de comercialización).

Gacetín Madrid

Somos un medio de comunicación digital de actualidad de acceso gratuito e independiente de la ciudad de Madrid. Informamos de las últimas noticias que suceden en los 21 distritos y los diferentes barrios o zonas de Madrid, así como todas las noticias de interés para los madrileños.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acepto la política de privacidad *