Detenido con un táser un hombre que se atrincheró en Puente de Vallecas amenazando con matar a su exmujer e hijo

Agentes de la Policía Municipal han detenido este jueves, 4 de octubre, a un hombre que se había atrincherado en una casa de Puente de Vallecas y amenazaba con matar a su exmujer y a su hijo con un cuchillo de grandes dimensiones para después suicidarse.

Los hechos han ocurrido esta madrugada de jueves en un piso bajo de la calle Ramón Calabuig, en el distrito de Puente de Vallecas. Al parecer el agresor, de unos 30 años y nacionalidad nicaragüense, acudió al domicilio de su expareja borracho y dando gritos, ante lo que la mujer le pidió que bajara la voz dado que el bebé hijo de ambos estaba dormido.

Ante ello, el individuo se sacó el cinturón y comenzó a pegarla y, con un cuchillo de cocina, amenazó tanto a ella como al bebé con matarles. Un amigo de la mujer que convive con ella intervino en ese momento, aprovechando ella para huir con el bebé y encerrarse en una de las habitaciones junto a su amigo. Desde allí llamó a una amiga, que a su vez avisó a la Policía Municipal.

Varias patrullas de agentes acudieron rápidamente al lugar portando pistolas táser. Estas armas proporcionan una alternativa moderada en situaciones en las que se deba hacer uso de la fuerza sin emplear armas de fuego. Los dispositivos son incapacitantes y emplean alto voltaje y baja intensidad, lo que provoca que los músculos de quien recibe la descarga se contraigan involuntariamente mediante parálisis temporal.

El agresor, haciendo caso omiso a los policías, se atrincheró en la casa, cerrando la puerta blindada de entrada. Las ventanas estaban enrejadas, por lo que el acceso era imposible. Tras dialogar con él durante más de una hora, este abrió una de las ventanas y amenazó a los agentes y también con suicidarse clavándose el cuchillo.

Tras minutos de situación tensa, llegó a ponerse el cuchillo en la yugular y comenzó a presionar, momento en el que uno de los policías municipales, previa autorización, aprovechó para disparar el táser, que incapacitó al agresor, cayendo al suelo. Sin embargo, a causa de su violencia y resistencia fue necesaria otra descarga.

Los Bomberos del Ayuntamiento de Madrid tuvieron que intervenir para romper una de las rejas de las ventanas para liberar a la mujer, a su amigo y al bebé, ya que la puerta blindada era imposible de abrir.

Pistolas táser en Madrid

El Cuerpo de la Policía Municipal de Madrid incorporó el pasado mes de diciembre los primeros 146 dispositivos electrónicos de control (DEC), que es como técnicamente se conoce a las pistolas táser, una vieja reivindicación sindical para este Cuerpo. Y lo hizo más de un año después de que el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, anunciase la adquisición de dichos elementos durante su intervención en el Pleno de Cibeles.

Se trata de 146 pistolas de estas características que se han entregado a las Unidades Integrales de Distrito (UID) y a la Unidad de Apoyo a la Seguridad (UAS). El Ayuntamiento destinará unos 2.000 euros por equipo, que incluye la pistola y una cámara que permite registrar en vídeo cualquier intervención en la que se emplee este equipo eléctrico y que se instala en los coches policiales.

Hasta entonces, y dadas las pocas unidades que se habían recibido, cuatro en total, las han estado llevando a modo de pruebas los componentes de la Unidad de Apoyo a la Seguridad (UAS) -antiguas UCS que desmanteló la anterior Corporación- que dispusieran de la habilitación correspondiente para su uso expedida por el Centro Integral de Formación en Seguridad y Emergencia (CIFSE).

Sin embargo, estas 150 pistolas (146 más las 4 de pruebas) no serán las únicas. Fuentes del Área de Seguridad y Emergencias del Ayuntamiento de Madrid apuntan a que de cara al 2021 se llevará a cabo una segunda compra de otras 150 para que dispongan de ellas todas las patrullas que actúan en la calle.

Hay pueblos, como Arroyomolinos, Collado Mediano o Moraleja de Enmedio, que ya disponen de estos dispositivos, y otros como Las Rozas, que los han estado probando. Pero su implantación no ha sido ni mucho menos generalizada.

Según ha explicado la Policía Municipal de Madrid capital en una nota interna, los estudios realizados sobre la utilización de los DEC confirman «la importante disminución de riesgos físicos para agentes y ciudadanos». Para hacer uso de la pistola táser, será indispensable contar con la autorización previa del jefe de turno o jefe de la unidad, indica en sus instrucciones la propia jefatura del Cuerpo.

Estos sistemas de defensa proporcionan una alternativa moderada en situaciones en las que se deba hacer uso de la fuerza sin emplear armas de fuego. Los dispositivos son incapacitantes y emplean alto voltaje y baja intensidad, lo que provoca que los músculos de quien recibe la descarga se contraigan involuntariamente mediante parálisis temporal.

La previsión inicial del Ayuntamiento era adquirir unos 300 dispositivos, para repartirlos entre las 22 unidades de Policía Municipal de distrito y la Unidad de Apoyo a la Seguridad (UAS), con una inversión total de aproximadamente 500.000 euros.

Gacetín Madrid

Somos un medio de comunicación digital de actualidad de acceso gratuito e independiente de la ciudad de Madrid. Informamos de las últimas noticias que suceden en los 21 distritos y los diferentes barrios o zonas de Madrid, así como todas las noticias de interés para los madrileños.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acepto la política de privacidad *