Madrid estudia «devolver» más de un millón de vacunas «sobrantes» de AstraZeneca

La Comunidad de Madrid estudia «devolver» más de un millón de vacunas «sobrantes» de AstraZeneca en la región dado que a la población a la que está destinada, mayoritariamente entre 60 y 69 años, ya está casi inmunizada, y su consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, ha alertado que la reducción a la mitad en el suministro de dosis de la vacuna de Pfizer contra el coronavirus hace peligrar la inmunidad de grupo fijada por el Gobierno central para el mes de agosto.

El Gobierno regional ya había denunciado esta semana que el suministro de Pfizer, la marca más administrada en la región con casi 5 millones de viales y que se pone a la mayoría de los grupos de edad, se había visto reducido «a la mitad» durante el último mes, lo que ha obligado a dejar de dar citas para recibir la primera dosis de la vacuna de Pfizer contra el coronavirus en todos los puntos de vacunación de la región.

Esto va a ocasionar, según ha advertido Escudero, que no se pueda cumplir el objetivo establecido por el Ejecutivo de Pedro Sánchez de llegar a 25 millones de personas con la pauta completa de cara a la próxima semana y el 70% de la población para finales de agosto. «Nosotros lo vemos claramente comprometido por ese descenso en la recepción de vacunas que hemos tenido», ha subrayado.

«Si seguimos a ese ritmo va a ser imposible. En la actualidad queremos abrir más citas para la población pero estamos muy condicionados por la llegada de la vacuna. Tenemos todo comprometido con segundas dosis contando que esa recepción de vacunas va a ser estable, y no siempre es así», ha expuesto el consejero.

A pesar de ello, la Comunidad va a continuar administrando vacunas, aunque de Moderna para mayores de 18 años y las monodosis de Janssen para mayores de 40 años. «Vamos a poder crecer solo con Moderna y Janssen y tampoco con toda la fortaleza que nos gustaría porque las dosis que solemos recibir, entre 40.000 y 50.000, son muy pocas», ha lamentado Escudero.

En cuanto a las críticas que está recibiendo la Comunidad de Madrid al tener guardadas en la nevera alrededor de 900.000 dosis, desde el Gobierno regional se expone que responde tanto a esas dosis de Pfizer reservadas para segundas dosis, casi 400.000, como al almacenaje de unas 200.000 dosis de AstraZeneca, centrada en el rango entre 60 y 69 años y ciertos colectivos mayores de 60 años, grupos de edad que ya están prácticamente vacunados en su totalidad.

Por ello, el consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, volvió a incidir durante la celebración del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (CISNS) en la «oportunidad perdida» de usarlas por el «empeño» de Sanidad de no abrir su uso a todas las edades, «en contra de la ficha técnica y de la Agencia Europea del Medicamento», más aún cuando España va a recibir muchas más dosis de la marca de AstraZeneca.

En esa línea, de las 1.509.400 dosis de AstraZeneca recibidas hasta ahora por Madrid, «sobran» unas 200.000, que se sumarán al 1.000.000 de viales de esta marca que se recibirán en la región la semana que viene. Ante ello, la Comunidad de Madrid está estudiando «devolverlas» o incluso destinarlas a la «donación». Eso sí, «aplicando el mismo criterio que se ha aplicado en España en cuanto a rango de población».

Gacetín Madrid

Somos un medio de comunicación digital de actualidad de acceso gratuito e independiente de la ciudad de Madrid. Informamos de las últimas noticias que suceden en los 21 distritos y los diferentes barrios o zonas de Madrid, así como todas las noticias de interés para los madrileños.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acepto la política de privacidad *