Muere una de las internas de la residencia de San Blas donde se había detectado un brote de coronavirus

Una de las usuarias contagiada de COVID-19 de la residencia de personas mayores Orpea de San Blas-Canillejas, que ha registrado recientemente un brote del virus, ha fallecido en el hospital, aunque aún se desconoce si ha sido a causa del virus o por las patologías de base que tenía.

En total ha habido 22 usuarios afectados, todos con la pauta completa de la vacuna contra el coronavirus. De los afectados, algunos tuvieron que ser ingresados en el Hospital Ramón y Cajal (de los cuales aún hay 8 ingresados) mientras que otros 3 fueron en Urgencias y trasladados posteriormente a un centro especial para el aislamiento de casos positivos.

Todo comenzó el pasado 30 de mayo, cuando dos usuarios del centro de mayores acudieron a Urgencias del Hospital Ramón y Cajal por una fractura de cadera y una neumonía aspirativa, respectivamente. Allí se les realizó las pertinentes pruebas PCR, resultando ambos positivos.

Ante ello, el día siguiente se les hizo test de antígenos a todos los residentes que estaban en la segunda planta de la residencia, donde vivían los dos usuarios con PCR positiva, y además se sectorizó el centro, a 52 pacientes, en zona roja y amarilla. Aunque inicialmente la evolución de los pacientes era favorable, finalmente uno de ellos ha fallecido.

Dado que, según el protocolo de la Comunidad de Madrid, un caso en una residencia ya se considera un brote, se han activado en la de Orpea todas las restricciones tanto internas como de cara a las visitas de personas del exterior de la residencia.

Los últimos brotes ocurrieron en enero y febrero en la residencia Los Nogales Puerta de Hierro, en el barrio del Pilar del distrito madrileño de Fuencarral-El Pardo, y la residencia Vigor del municipio norteño de Becerril de la Sierra, que acabaron con la vida de 22 ancianos residentes, muy lejos de la primera ola que mató a 6.000 usuarios de residencias.

Precisamente este gran descenso en casos entre mayores ha hecho que la Comunidad de Madrid haya enviado esta misma semana a las residencias de mayores de la región una actualización del protocolo de medidas sobre salidas y visitas de familiares a estos centros.

Este documento, que complementa al protocolo que sigue vigente desde el pasado 16 de abril, detalla nuevas recomendaciones y aclaraciones que permiten flexibilizar aún más la actividad social de los residentes gracias al avance de la vacunación contra el COVID-19 en todos los centros, cuyos usuarios y trabajadores ya están inmunizados.

La Comunidad de Madrid ha enviado a las residencias de mayores de la región una actualización del protocolo de medidas sobre salidas y visitas de familiares a estos centros. Este documento, que complementa al protocolo que sigue vigente desde el pasado 16 de abril, detalla nuevas recomendaciones y aclaraciones que permiten flexibilizar aún más la actividad social de los residentes gracias al avance de la vacunación contra el COVID-19 en todos los centros, cuyos usuarios y trabajadores ya están inmunizados.

La actualización del protocolo, elaborado por la Dirección General de Coordinación Socio-Sanitaria y la Dirección General de Atención al Mayor y a la Dependencia, introduce algunas novedades en el capítulo de visitas de familiares. Siguen siendo dos las personas que pueden acceder al centro a la vez para ver a un residente, y ahora ya pueden hacerlo en su habitación cuando el usuario esté inmunizado, algo que hasta ahora se reservaba a los residentes inmovilizados con la pauta de vacunación completa.

Como ya marcaba el texto vigente, se recomienda a los centros fomentar y facilitar las visitas en el exterior de las instalaciones, en las que no hay limitación de tiempo. Además, se informa de que ya no es necesario que la visita se circunscriba a una determinada área del interior del centro, por lo que se recomienda a los responsables de las residencias  que habiliten distintas zonas para favoreces los encuentros.

En cuanto a la dinámica interna de los centros, se señala que los usuarios completamente vacunados pueden comer juntos sin necesidad de mantener la distancia de seguridad, y que las cafeterías de los centros pueden permanecer abiertas con un aforo del 50% en interiores. Y en lo relativo a las actividades grupales, si todos los residentes que participan en ellas completamente vacunados, pueden tener contacto físico sin necesidad de mantener la distancia de seguridad, aunque siempre cumpliendo con el uso de la mascarilla.

Además, aquellos usuarios que visiten a familiares o amigos en sus domicilios pueden hacerlo siguiendo las recomendaciones de distancia física, higiene de manos y uso de mascarilla que se aplican a la población general. Todas las medidas que se establecen en el protocolo y en esta actualización pueden consultarse en la página web de la Comunidad de Madrid (https://www.comunidad.madrid/servicios/asuntos-sociales/dependencia).

Hospital

Gacetín Madrid

Somos un medio de comunicación digital de actualidad de acceso gratuito e independiente de la ciudad de Madrid. Informamos de las últimas noticias que suceden en los 21 distritos y los diferentes barrios o zonas de Madrid, así como todas las noticias de interés para los madrileños.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acepto la política de privacidad *