Madrid ha recogido 300.000 toneladas de residuos orgánicos en 3 años con el cubo de tapa marrón

Puedes seguir todas las noticias de actualidad que publicamos desde Gacetín Madrid a través de nuestro canal en Telegram >> enlace

El delegado de Medio Ambiente y Movilidad, Borja Carabante, ha acompañado esta mañana a uno de los equipos educativos de la campaña ‘Acierta con la orgánica’, en una de sus visitas informativas a comercios del distrito de Arganzuela después de que el Ayuntamiento implantara el pasado mes de septiembre al 100 % el cubo marrón en toda la ciudad y un mes después arrancara una nueva campaña de concienciación. El objetivo: promover el uso del nuevo contenedor de tapa marrón en la ciudad de Madrid para los residuos de origen orgánico.

Esta campaña, ha señalado el delegado, “busca el diálogo con los sectores clave de la población madrileña: residentes, porteros, comerciantes, asociaciones, comunidad educativa y personal municipal. Porque la colaboración de todos es fundamental para mejorar la separación en origen y el tratamiento posterior del total de los residuos urbanos generados en Madrid.

De esta manera, estaremos más cerca de llegar al objetivo fijado por la normativa europea para que un mínimo del 50 % en peso de los residuos procedentes de hogares y comercios se destine al reciclaje o a su reutilización como recurso”.

Durante esta primera etapa de la campaña, focalizada en el distrito de Centro, se han llevado a cabo acciones informativas presenciales en portales de edificios y en comercios y restaurantes generadores de residuos orgánicos. En total se han visitado 6.379 portales -informando a 500 porteros- y 3.833 comercios. Además, se han realizado más de 350 encuestas a los residentes de ese distrito.

Una vez finalizada la fase informativa en Centro, las acciones se están extendiendo paulatinamente al resto de los distritos. Visitas a comercios y portales, sesiones informativas, estands en calle para informar y entregar material de la campaña, actividades educativas en centros docentes y charlas en asociaciones son algunas de las acciones que engloba la campaña.

Desde que Madrid comenzó la separación selectiva del residuo orgánico se han recogido hasta el momento más de 300.000 toneladas que son reutilizadas como fertilizante natural y energía. Actualmente, los residuos reciclables suponen ya el  40 % del total recogido y transportado y la tendencia es creciente, desde el 14 % en 2016.

El biorresiduo se aprovecha como material fertilizante y como generador de energía (biogás) y con su recuperación por separado se evita la emisión a la atmósfera de gases de efecto invernadero.

Por fases

El 1 de noviembre de 2017 comenzaba un proyecto piloto en la recogida selectiva de la fracción orgánica en 17 ámbitos de diez distritos de la ciudad, dando servicio a una población de 255.000 habitantes. Después vino la primera ampliación, en el último trimestre de 2018, cuando se extendió esta recogida selectiva del residuo orgánico a 12 distritos completos, los diez donde se había llevado a cabo la experiencia piloto, así como los distritos de Villa de Vallecas y Vicálvaro.

En una segunda fase de ampliación, en el último trimestre de 2019, se amplió esta recogida selectiva a otros ocho distritos: Retiro, Salamanca, Chamartín, Fuencarral-El Pardo, Carabanchel, Usera, Moratalaz y Barajas. 

Separar correctamente

Los restos de materia orgánica de domicilios y establecimientos de hostelería están formados por desperdicios de fruta, verdura, cocinados de carne, pescado y marisco, frutos secos, infusiones, posos de café, cáscaras de huevo y otros restos de comida, además de serrín, papel de cocina y servilletas usadas, papel y cartón manchados de aceite o alimentos, así como plantas, hojarasca o flores.

Los restos orgánicos han de separarse del resto no reciclable (tapa naranja) y depositarse en los contenedores grises con tapa marrón que el Ayuntamiento ha instalado en la vía pública y en los cubos del mismo color que ha distribuido a las comunidades de vecinos. En ambos casos, la recogida se realiza todos los días de la semana, incluso festivos, mediante camiones recolectores y compactadores con categoría ambiental ECO, sin mezclar con otra fracción de residuo.

Otro tipo de residuos no reciclables como los pañales, toallitas húmedas, colillas, pelo, excrementos de animales, arena de gato, chicles o polvo de barrer deben depositarse en los contenedores y cubos de resto, los grises de tapa naranja.

El biorresiduo se aprovecha como material fertilizante y como generador de energía (biogás). Con su recuperación por separado se evita la emisión a la atmósfera de gases de efecto invernadero y de malos olores, se reduce la cantidad de residuos que llegan al vertedero, aumentando su vida útil y se mejora la recogida selectiva del resto de los residuos reciclables.

Gacetín Madrid

Somos un medio de comunicación digital de actualidad de acceso gratuito e independiente de la ciudad de Madrid. Informamos de las últimas noticias que suceden en los 21 distritos y los diferentes barrios o zonas de Madrid, así como todas las noticias de interés para los madrileños.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acepto la política de privacidad *