Guía completa ante el uso obligatorio de mascarillas: ¿quién debe llevarla? ¿excepciones? ¿y si hago deporte? ¿cómo colocarla? ¿cuál se recomienda?

El Boletín Oficial del Estado (BOE) ha publicado la Orden que fija a partir de este jueves, 21 de mayo, el uso obligatorio de mascarillas en la calle y en espacios cerrados, siempre y cuando no se pueda garantizar el cumplimiento del distanciamiento social de 2 metros entre personas, y no solo en el transporte público como venía siendo obligatorio desde el 4 de mayo.

¿Quiénes están obligados a llevarla puesta?

Quedan obligados al uso de mascarillas con carácter general desde este jueves, 21 de mayo, todas las personas de 6 o más años en la vía pública, en espacios al aire libre y en cualquier espacio cerrado de uso público o que se encuentre abierto al público

Esta obligatoriedad será efectiva siempre y cuando no se pueda garantizar el cumplimiento del distanciamiento social de 2 metros entre las personas.

La Orden señala que es también recomendable para los niños de entre 3 y 5 años y que preferentemente deberán usarse las mascarillas higiénicas y quirúrgicas, que cubran nariz y boca.

¿Hay excepciones?

Estarán exentas del uso obligatorio de mascarillas:

a) Personas que presenten algún tipo de dificultad respiratoria que pueda verse agravada por el uso de mascarilla.

b) Personas en las que el uso de mascarilla resulte contraindicado por motivos de salud debidamente justificados, o que por su situación de discapacidad o dependencia presenten alteraciones de conducta que hagan inviable su utilización.

c) Desarrollo de actividades en las que, por la propia naturaleza de estas, resulte incompatible el uso de la mascarilla, tales como la ingesta de alimentos y bebidas.

d) Causa de fuerza mayor o situación de necesidad.

¿Y si hago deporte?

Según ha explicado el director del Centro de Alertas Sanitarias, Fernando Simón, no es obligatorio utilizar mascarilla al hacer deporte, aunque «es importante llevarla siempre encima por si nos encontramos en situaciones en las que no haya opción de mantener la distancia de 2 metros».

¿Hasta cuándo será obligatorio llevar la mascarilla bajo estas condiciones?

La Orden surtirá plenos efectos desde este jueves, 21 de mayo, y mantendrá su eficacia durante toda la vigencia del Estado de Alarma y sus posibles prórrogas.

¿Cuáles serán las sanciones por incumplir la Orden?

Se antepondrá el criterio de proporcionalidad y solo se impondrá la sanción administrativa a los casos de reincidencia clara. En cuanto a las empresas privadas, el incumplimiento de la obligatoriedad de llevar mascarilla.

¿Qué tipo de mascarilla se recomienda llevar?

La Orden señala la obligatoriedad de llevar cualquier tipo de mascarilla  siguiendo las recomendaciones de la comunidad científica, sugiere que las personas sanas y sin contacto con el coronavirus COVID-19 hagan uso del modelo de mascarilla higiénica siempre junto a las recomendaciones de distanciamiento físico e higiene del Ministerio de Sanidad.

Para aquellas personas que hayan resultado contagiadas, que tengan síntomas o que sean positivas asintomáticas, se aconseja el uso de las mascarillas quirúrgicas. Las tipo EPI son recomendadas solo para personas en contacto con el virus, así como para grupos vulnerables y siempre bajo prescripción médica.

En el caso de niños y niñas sanos a partir de los tres años y sin contacto con la COVID-19, se recuerda que existen mascarillas higiénicas de tallas acordes con la edad, hasta los 12 años y pide que los adultos supervisen la colocación, uso y retirada de estas.

Mascarillas higiénicas

Las de tipo higiénico son un complemento a las medidas de distanciamiento social e higiene dictadas por el Ministerio de Sanidad para personas sanas y sin contacto con el virus.

Cubren boca, nariz y barbilla y están provistas de un arnés que puede rodear la cabeza o sujetarse en las orejas. Se componen de una o varias capas de material textil y pueden ser reutilizables o de un solo uso.

Si son reutilizables, el fabricante indicará el número máximo de lavados. A partir de ahí, no se garantiza la eficacia de la mascarilla. Las no reutilizables deben ser elimi-nadas después de su uso recomendado. Por cuestiones de comodidad e higiene, se suele recomendar no usar la mascarilla durante más de 4 horas. En caso de que se humedezca o se deteriore por el uso, se recomienda sustituirla por otra.

Se pueden comprar en cualquier establecimiento.

Mascarillas quirúrgicas

Las de modelo quirúrgico son las que se usan en ambientes clínicos y están recomendadas para personas que hayan sido diagnosticadas de COVID-19, tengan o no síntomas.

Este modelo limita la transmisión de agentes infecciosos porque están diseñadas para filtrar el aire exhalado. Por tanto, su misión es proteger a quienes están alrededor del portador evitando la dispersión vírica al estornudar, toser o hablar.

La mascarilla quirúrgica debe contar con un mecanismo que permita ceñirla estrechamente sobre nariz, boca y barbilla.

Por cuestiones de comodidad e higiene, se suele recomendar no usar la mascarilla durante más de 4 horas. En caso de que se humedezca o deteriore por el uso, se recomienda sustituirla por otra.

Se pueden comprar en cualquier establecimiento y deberán venderse empaquetadas. Pueden tener fecha de caducidad. Sólo las farmacias pueden vender mascarillas quirúrgicas individualmente sin envasar y deben suministrarse en un formato que garantice su protección frente a la contaminación antes de su uso.

EPI

Los Equipos de Protección Individual (EPI), de venta en farmacias y establecimientos especializados, se recomiendan a profesionales en contacto con el virus y a determinados grupos vulnerables, siempre por prescripción médica.

Sirven para crear una barrera entre un riesgo potencial y el usuario, filtrando el aire inhalado y evitando la entrada de partículas contaminantes en el organismo.

En función del grado de protección pueden ser de tipo FFP1, FFP2 y FFP3. Los filtros que contienen contra las partículas también pueden ser de tres tipos: P1, P2 y P3.

Por cuestiones de comodidad e higiene, se suele recomendar no usar la mascarilla durante más de 4 horas. En caso de que se humedezca o deteriore por el uso, se recomienda sustituirla por otra.

Se pueden comprar en farmacias, establecimientos especializados y grandes superficies.

¿Cómo colocar la mascarilla?

La mascarilla deberá colocarse sobre la piel desnuda, sin la presencia de cabello en contacto con la piel del usuario, y siguiedo nueve pasos:

– Lavarse las manos con agua y jabón o una solución hidroalcohólica antes de manipular la mascarilla.

– Identificar la parte superior de las mascarillas.

– Situar la mascarilla en la cara, a la altura de la nariz y si se dispone de pieza nasal, ajustarla a la nariz.

– Sostener la mascarilla desde el exterior y sujetar el arnés de cabeza detrás de la misma, o a ambos lados de las orejas, sin cruzarlos.

– Bajar la parte inferior de la mascarilla a la barbilla.

– Verificar que las mascarilla cubre la barbilla.

– Pellizcar la pieza nasal con ambas manos para ajustarla a la nariz.

– Verificar que la mascarilla está colocada correctamente: comprobar el sellado y la ausencia de molestias respiratorias.

– Una vez ajustada no tocarla con las manos. Si se necesita tocar la mascarilla debe lavarse las manos con agua y jabón.

¿Cómo retirar la mascarilla?

Para retirar de forma segura la mascarilla hay que seguir cinco pasos establecidos en el documento UNE 0065:2020:

– Lavarse las manos con agua y jabón o frotarlas con una solución hidroalcohólica

– Retirar la mascarilla sin tocar la parte frontal

– Desechar la mascarilla en un contenedor provisto de una bolsa de plástico, preferiblemente con tapa y control no manual o en su caso lavar la mascarilla siguiendo las recomendaciones de las autoridades sanitarias.

– Lavarse las manos con agua y jabón o frotarlas con una solución hidroalcohólica.

¿Cómo se lavan las mascarillas reutilizables?

Cada fabricante explica las instrucciones de lavado. Usar un método distinto al recomendado puede deteriorar el producto y, por lo tanto, perder su efectividad.

El Ministerio de Sanidad ha publicado los métodos de lavado aceptados que son capaces de eliminar la COVID-19. El fabricante debería recomendar en sus instrucciones uno de estos métodos de higienización:

1. Lavado y desinfección de las mascarillas con detergente normal y agua a temperatura entre 60º-90º (ciclo normal de lavadora).

2. Sumergir las mascarillas en una dilución de lejía 1:50 con agua tibia durante 30 minutos. Después lavar con agua y jabón y aclarar bien para eliminar cualquier resto de lejía y dejar secar.

3. Debido a las circunstancia especiales de crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19 y a la urgencia de disponer de productos desinfectantes con actividad virucida para la desinfección de mascarillas higiénicas reutilizables, se ha establecido que se pueda utilizar, para este fin, cualquiera de los productos virucidas autorizados por el Ministerio de Sanidad para PT2 (uso ambiental), que han pasado la Norma 14476 de actividad virucida y que se encuentran registrados para uso por el público en general (estos productos que están autorizados en su modo de empleo para superficies, podrán utilizarse para la desinfección de mascarillas higiénicas reutilizables).

Su uso será de acuerdo a las recomendaciones del fabricante, poniendo especial atención al uso diluido o no del producto y a los tiempos de contacto necesario para la actividad desinfectante. Una vez desinfectadas las mascarillas, se lavaran con abundante agua y jabón para eliminar cualquier resto químico y se dejaran secar.

¿Se pueden lavar las mascarillas de tipo No Reutilizable?

No. Si el fabricante no indica que la mascarilla es lavable -y, por lo tanto, reutilizable- no lo hagas. No se puede garantizar que conserve sus propiedades

¿Se puede dar la vuelta a la mascarilla?

En ningún caso es recomendable hacerlo. Esto no aumentará su durabilidad ni eficacia.

¿Es seguro limpiarla en el microondas?

No. No existen datos concluyentes sobre la efectividad de la higienización a través de este método. Por lo tanto, no se debe emplear en ningún caso. Además, puede incluir una tira metálica para el ajuste nasal y sería peligroso introducirla en el microondas.

¿Qué ocurre con las mascarillas artesanales?

Los materiales y métodos de confección con los que se elaboran estas mascarillas son muy diversos. Además, pueden no haber pasado el control de verificaciones o ensayos. Por lo tanto no se garantiza su eficacia.

¿Y otras como, por ejemplo, las de buceo?

Este tipo de mascarillas no se recomienda como barrera para reducir posibles contagios frente a la COVID-19.

¿Me protege una mascarilla higiénica sin garantía UNE?

Que no tenga referencia a una especificación UNE no significa que no proteja frente a la COVID-19. Algunas siguen otras normas y así figura en su etiquetado. Sin embargo, si una mascarilla higiénica carece de referencias a normas o ensayos no puede garantizar un nivel de protección.

¿Niños y niñas pueden usar mascarillas de adultos?

No se recomienda el uso de mascarillas higiénicas de talla adulta a menores de 12 años. Sin embargo, los positivos por COVID-19, con síntomas o asintomáticos positivos sí deben usar preferentemente mascarillas quirúrgicas con talla de adulto.

¿Qué ocurre si se usa una mascarilla con la talla equivocada?

Si no se ajusta correctamente, no tendrá la eficacia que debe. Es importante que se ajuste bien a la nariz y que cubra la barbilla.

¿Cuánto costará?

Según la OCU una familia con dos niños que necesite mascarillas todos los días «podría tener que pagar alrededor de 110 euros al mes por ellas, siempre y cuando encontrasen modelos quirúrgicos infantiles, una tarea casi imposible a día de hoy».

Si además uno de los miembros sufriera un problema de salud por el cual necesitase mascarillas FFP2, «el coste final ascendería a 266 euros al mes, ya que tampoco se encuentran modelos reutilizables y su precio medio a día de hoy es de 6 euros la unidad».

Además, según un reciente sondeo telefónico realizado por OCU, únicamente 18 de las 50 farmacias disponen de mascarillas infantiles. Y solo en 5 casos se trataba de mascarillas higiénicas o quirúrgicas, las recomendadas para los niños mayores de tres años por su mayor transpirabilidad y, por lo tanto, comodidad. Es más, solo una era quirúrgica, la única categoría regulada con un precio máximo de 0,96 euros/unidad.

Las otras 8 farmacias solo disponían de mascarillas infantiles FFP2, destinadas a niños con enfermedades crónicas o inmunodeprimidos en los que conviene asegurar una mayor protección; y además tenían un precio medio de 5,80 pide fijar precios máximos y garantizar que haya infantiles/unidad. En algunas farmacias ofrecieron como alternativa mascarillas de tela lavables, pero no garantizan una eficacia similar a las anteriores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acepto la política de privacidad *