El transporte público madrileño solo podrá llevar al 30% de los pasajeros tras el confinamiento

El transporte público madrileño tan solo podrá acoger en el futuro a 3 de cada 10 viajeros a los que llevaba antes de la crisis del coronavirus COVID-19. Así lo ha indicado el consejero de Transportes, Movilidad e Infraestructuras de la Comunidad de Madrid, Ángel Garrido.

«En la Comunidad de Madrid ya estamos trabajando en cómo va a tener que afrontar el transporte público los primeros meses tras el fin del confinamiento en eso que se está llamando la desescalada», ha indicado Garrido en declaraciones enviadas a los medios de comunicación, incidiendo en que el uso del transporte público de viajeros «deberá limitarse a la movilidad imprescindible y estrictamente necesaria, principalmente por motivos laborales o por necesidad médica».

Según ha explicado Garrido «para poder garantizar la movilidad a los madrileños con seguridad y minimizar riesgos va a haber que impulsar un cambio en la cultura del viaje» porque viajar en transporte público «al menos a corto plazo, no va a ser lo mismo».

«Para garantizar la distancia de seguridad que recomiendan las autoridades sanitarias y aun con el cien por cien de nuestros recursos de transporte público solo podremos transportar a 3 de cada 10 viajeros de los existentes antes de la crisis», ha dicho el consejero.

Es decir, que el uso del transporte público «deberá limitarse a la movilidad imprescindible y estrictamente necesaria, principalmente por motivos laborales o por necesidades médica», ha añadido Garrido.

En sus declaraciones Garrido ha apuntado que este uso del transporte público se deberá hacer «con medidas que han llegado para quedarse durante un tiempo», subrayando que «se hace imprescindible el uso de la mascarilla en el transporte público, habrá que mantener el distanciamiento personal, seguirán las limitaciones de aforo en los vehículos o el bloqueo de asientos que no van a poder utilizarse en nuestros autobuses».

«Vamos a seguir recomendando el uso del transporte público solo cuando sea estrictamente necesario y habrá que facilitar otras alternativas como el propio vehículo privado o, para trayectos cortos, la bicicleta o el recorrido a pie, y en general administraciones públicas y empresas tendremos que seguir priorizando con claridad el teletrabajo y una nueva organización de la jornada laboral para evitar picos en las horas punta en el transporte público», ha concluido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acepto la política de privacidad *

Este sitio web cumple con la política de cookies y las utiliza para ofrecer una mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando por este sitio, asumiremos que está de acuerdo con ello.Para más información consulte nuestra Política de cookies y Política de privacidad

ACEPTAR
Aviso de cookies