El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, acompañado del delegado del Área de Medio Ambiente y Movilidad, Borja Carabante, ha visitado esta mañana a los conductores de la Empresa Municipal de Transportes (EMT) en el área intermodal de la avenida Felipe II, en el distrito de Salamanca, para agradecerles personalmente su trabajo durante la pandemia por COVID-19.

Test de claidad del sueño

Desde el 10 de marzo, cuando se aprobó el protocolo de seguridad para garantizar la salud de los trabajadores de la empresa municipal, se han desinfectado y limpiado los autobuses diariamente; se han retirado de la circulación 198 vehículos sin mampara; se ha reducido a un 75a% el aforo máximo permitido para garantizar la distancia de seguridad y evitar las aglomeraciones y se ha prohibido el pago en efectivo.

La última medida que se ha llevado a cabo en la EMT para proteger a la población más vulnerable frente a la crisis sanitaria ha sido la exoneración del servicio a los trabajadores mayores de 60 años y de todo el personal con patologías de riesgo.

El organismo público también está colaborando con el SAMUR y la UME cediendo autobuses y ha puesto en marcha servicios especiales como la línea Atocha-IFEMA y los cuatro recorridos que unen hospitales y hoteles medicalizados para facilitar la labor al personal sanitario.