La vacuna contra el coronavirus COVID-19 podría estar lista para septiembre

La vacuna contra el coronavirus COVID-19 podría estar lista para el mes de septiembre. Así lo ha indicado Sarah Gilbert, profesora de vacunología de la Universidad de Oxford, que lidera uno de los equipos de investigación más avanzados de Gran Bretaña.

Gilbert y su equipo trabajan en una vacuna contra el coronavirus y, posiblemente, podría estar lista para uso público para septiembre, tal y como ha señalado en una entrevista para el periódico londinense The Times: “no es solo una corazonada, y como cada semana pasa tenemos más datos para ver”.

El equipo ya ha desarrollado una primera versión de la vacuna que estará lista para entrar en ensayos clínicos en dos semanas. Para Gilbert, su vacuna tiene un 80% de posibilidades de éxito. Además, la experta ha indicado que ya está en conversaciones con el Gobierno británico sobre la financiación para el inicio inmediato de la producción antes de que lleguen los resultados finales, lo que permitiría al público acceder a la vacuna en el mismo momento que se demuestre que funciona.

“Las vacunas no reciben suficiente inversión. Son la intervención sanitaria más rentable, pero se pasan por alto. Muchos de nosotros hemos estado diciendo durante años que necesitamos más vacunas contra estos patógenos de brotes y que tenemos que ser capaces de movernos más rápido cuando hay una nueva pandemia”, ha insistido.

En declaraciones al medio británico, la científica ha explicado el proceso por el que pasará la vacuna: «en primer lugar, existe la necesidad de fabricar la vacuna para los estudios clínicos bajo condiciones estrictamente controladas, certificadas y calificadas, para lo que necesitamos la aprobación ética y la aprobación regulatoria. Entonces el ensayo clínico puede comenzar con 500 personas en la fase 1. Esto es siempre en adultos sanos de entre 18 y 55 años, y normalmente la lectura principal de un estudio de fase 1 es la seguridad».

«Entonces podremos acometer la fase 2 mirando un rango de edad más amplio, en este caso vamos a aumentar el rango de edad, de 55 a 70 años o más. Estamos buscando la seguridad en el grupo de mayor edad, esperamos ver respuestas inmunológicas más débiles», detall

Gilbert aclaró que los participantes en el ensayo no serán infectados intencionalmente con el virus, sino que se les pedirá que continúen con sus vidas normalmente y algunos presumiblemente se infectarán.

“Si esperamos demasiado tiempo, una gran proporción de personas serán inmunes antes de que los vacunemos. Así que es vital que vayamos rápido antes de que una alta proporción se infecte. Pero también significa que vamos a tener que hacer estudios en diferentes países porque la cantidad de transmisión del virus se ve afectada por los confinamientos”, ha incidido Gilbert, que ha adelantado que su equipo también tiene previsto realizar estudios en todo el mundo.

“Las cuarentenas totales lo hacen más difícil. Pero tampoco queremos la inmunidad de la manada. Queremos que sean susceptibles y se expongan a los ensayos sólo para probar la eficacia. Es una cuestión de tiempo, no es fácil predecir qué continentes o países serán los mejores lugares para hacer las pruebas”, ha añadido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acepto la política de privacidad *

Este sitio web cumple con la política de cookies y las utiliza para ofrecer una mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando por este sitio, asumiremos que está de acuerdo con ello.Para más información consulte nuestra Política de cookies y Política de privacidad

ACEPTAR
Aviso de cookies