La Junta de Gobierno del Ayuntamieto de Madrid ha acordado hoy autorizar la transferencia de 24 millones de euros a la Empresa Municipal de la Vivienda y Suelo (EMVS).

Test de claidad del sueño

De esta cantidad, 12,4 millones serán para financiar la continuación de las promociones en curso e iniciar otras nuevas en distintos ámbitos, mientras que 11,6 millones son para sufragar diferentes programas de atención a colectivos vulnerables, así como para el mantenimiento de los pisos en alquiler, según ha informado la portavoz municipal, Inmaculada Sanz.

Se trata de la primera aportación económica, correspondiente al primer trimestre, del total de 180 millones de euros que el Área Delegada de Vivienda ha presupuestado para la EMVS en 2020 con el objetivo de aumentar su oferta de vivienda en alquiler para las personas con menos recursos. La cifra supone un aumento del 16,9 % respecto al año anterior.

Los primeros 12,4 millones de euros para financiar la construcción de promociones se destinarán a las 3.041 viviendas que ya están en marcha. De ellas, 344 están en fase de redacción de proyecto y 2.697 ya están en obras, de las cuales 891 está previsto que finalicen en 2020. Un total de 1.389 viviendas se han iniciado durante 2020. El patrimonio de la EMVS asciende a día de hoy a 6.300 viviendas en alquiler, distribuidas en 20 de los 21 distritos de Madrid.

Los otros 11,6 millones de euros aprobados hoy irán destinados a financiar programas de ayuda a colectivos vulnerables como el de mujeres en situación de vulnerabilidad, Housing First para personas sin hogar, el de cesión de viviendas a entidades no lucrativas y el de cesión de viviendas a distintas juntas municipales, así como el convenio para el realojo de familias procedentes del ‘Gallinero’, el programa de intervención integral y Alquila Madrid (ALMA), entre otros.

Tanto el concejal del Área de Gobierno de Desarrollo Urbano, Mariano Fuentes, como el concejal del Área Delegada de Vivienda, Álvaro González, tienen una apuesta clara por aumentar el parque de vivienda y facilitar el acceso a la misma a los colectivos que ahora mismo no pueden acceder a una. El objetivo para los próximos años es impulsar la construcción de 15.000 nuevas viviendas en alquiler, de las que 5.000 se harán a través de la EMVS.