La ciudad de Madrid acepta y recibirá la basura de los 31 municipios de la Mancomunidad del Este

  • El Gobierno regional concluye en un informe que los residuos de la Mancomunidad han de ser tratados en Valdemingómez porque “es la única solución viable”: supone “menor impacto ambiental, mayor sostenibilidad y cumple con la normativa vigente”.
  • El convenio no supondría coste alguno para el Ayuntamiento de Madrid, ya que la Mancomunidad acepta todas las condiciones exigidas por el Gobierno municipal.
  • Madrid comenzará a recibir los residuos de 775.000 habitantes a partir de este sábado, 28 de diciembre.

El Ayuntamiento de Madrid ha aceptado finalmente acoger los residuos de los 31 municipios de la Mancomunidad del Este, por un tiempo de entre 12 y 18 meses.

Esto supone que la planta de Valdemingómez acogerá como máximo 220.000 toneladas de residuos, y solamente aquellos domésticos procedentes de la recogida domiciliaria, no incluyéndose ni los peligrosos ni los no autorizados para su tratamiento.

Este anuncio se produce después de la reunión del Consejo de Gobierno regional de esta mañana, en la que la consejera de Medio Ambiente y Sostenibilidad, Paloma Martín, ha solicitado al Ayuntamiento de la capital que la planta de Valdemingómez acoja los residuos de la Mancomunidad del Este al ser «la única solución posible».

Esta «solución» para que Madrid reciba la basura de los 31 municipios de la Mancomunidad del Este sería «excepcional y transitoria», por un tiempo no mayor a los 18 meses, ya que hoy ha finalizado la vida útil del vertedero de Alcalá de Henares y la planta de tratamiento de Loeches no estará operativa hasta 2021.

Tal y como recoge el documento denominado ‘Viabilidad de las instalaciones del Parque Tecnológico de Valdemingómez (PTV) para la gestión temporal de los residuos domésticos de la Mancomunidad del Este’, esta alternativa supone “el menor impacto ambiental global” y, en consecuencia, la “mayor sostenibilidad respecto a cualquier otra”.

Es la “única” opción, matiza el informe, “que cumple con todos los requerimientos” establecidos en la normativa vigente.

El convenio pendiente de rubricar entre entre las tres partes, Comunidad, Ayuntamiento y Mancomunidad, recoge las condiciones propuestas por el Consistorio de Madrid para que éste «no resulte perjudicado con este servicio»:

  1. Reciprocidad: cuando la planta de Loeches, que sustituirá a la de Alcalá de Henares, esté funcionando, Valdemingómez enviará a Loeches la misma cantidad de residuos domésticos que entren al vertedero del PTV procedentes de la Mancomunidad.
  2. Plazo limitado: el envío de los residuos de la Mancomunidad se extenderá 12 meses con una prórroga máxima de seis.
  3. Cantidad máxima: se admitirán 220.000 toneladas en doce meses.
  4. Condiciones técnicas: solo se tratarán los residuos domésticos procedentes de la recogida domiciliaria, excluyendo los peligrosos o no autorizados en el PTV para su tratamiento, que deberán llegar debidamente identificados. El convenio, además, establecerá unas cantidades máximas diarias, las condiciones técnicas de los vehículos que trasladarán los residuos y los horarios.
  5. Coste cero para el Ayuntamiento de Madrid: La Mancomunidad del Este pagará el tratamiento de sus residuos en el PTV y se hará cargo de su traslado desde el PTV hasta el Complejo de Loeches y de la gestión.

Para garantizar el cumplimiento del convenio, se creará una Comisión de Seguimiento presidida por la Comunidad de Madrid que se reunirá periódicamente para proceder a su supervisión.

Criterios técnicos, medioambientales y de salud

La Comunidad de Madrid ha tenido en cuenta criterios técnicos junto con otros de carácter ambiental y de protección de la salud humana a la hora de analizar la viabilidad de la gestión de los residuos de la Mancomunidad del Este en el PTV.

El informe entiende que esta solución «cumple con los principios de proximidad y autosuficiencia, ya que no hay otra instalación de estas características en un radio de 30 km del vertedero de Alcalá de Henares y menos en el ámbito de la Comunidad de Madrid».

Por lo que respecta a la jerarquía europea de gestión de residuos, en el documento se prima las operaciones de tratamiento de residuos para su aprovechamiento (valorización) sobre las de eliminación.

Llevar los residuos al PTV supondrá «valorizarlos en vez de eliminarlos, como se hacía hasta ahora en el vertedero de Alcalá de Henares, lo que permitirá una importante mejora técnica y ambiental».

El informe de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio pone de manifiesto que «la capacidad conjunta de las plantas de tratamiento del PTV es suficiente para asumir los residuos de la Mancomunidad del Este, además de los del Ayuntamiento de Madrid».

Solicitud de un estudio a la Comunidad

El Gobierno municipal va a solicitar a la Comunidad de Madrid un estudio sobre la gestión de los residuos en el resto de mancomunidades para que esta situación no se vuelva a producir en el futuro.

Los residuos de la Mancomunidad del Este comenzarán a llegar a Valdemingómez desde este sábado, 28 de diciembre.

Nueva planta de tratamiento de residuos en la Mancomunidad del Noroeste

La Comunidad de Madrid va a financiar una nueva planta de tratamiento de residuos a la que va a destinar 6,4 millones de euros.

Para ello, el Consejo de Gobierno ha aprobado la celebración de un convenio con la Mancomunidad del Noroeste con el objetivo de construir esta nueva infraestructura para el correcto tratamiento de los residuos domésticos, así como para mejorar o adaptar las instalaciones existentes para ello.

Actualmente existen tres mancomunidades creadas para tratar de manera eficaz y eficiente los residuos domésticos que generan los municipios que lo componen, ya que dicha gestión es de competencia local.

El convenio que hoy se suscribe se enmarca en la Estrategia de Gestión Sostenible de los Residuos de la Comunidad de Madrid para el periodo 2017-2024.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acepto la política de privacidad *