La Policía Municipal localiza en Carabanchel un estudio de tatuajes sin licencia y sin máquina para esterilizar

El aviso lo había dado una madre después de que su hija, menor de edad, se hubiera hecho un tatuaje por 35 euros sin que se le hubiera requerido autorización alguna de sus padres, un permiso obligatorio en estos casos.

La Policía Municipal de Madrid ha localizado en el distrito madrileño de Carabanchel un estudio de tatuajes el cual no cumplía con la normativa higiénico-sanitaria y carecía de cualquier tipo de licencia para realizar dicha actividad.

Según fuentes policiales, los hechos ocurrieron el pasado 10 de septiembre, cuando agentes de la UID Carabanchel inspeccionaron un local de tatuajes, que ni tenía licencia ni cumplía con la normativa higiénico-sanitaria.

En el lugar trabajaban en ese momento dos chicas, una de ellas de 17 años, y el negocio no contaba con la maquinaria necesaria para esterilizar ni con contenedores de los residuos especiales. Además, las marcas de tinta no estaban homologadas para poder ser usuadas en España.

El aviso lo había dado una madre después de que su hija, menor de edad, se hubiera hecho un tatuaje por 35 euros sin que se le hubiera requerido autorización alguna de sus padres, un permiso obligatorio en estos casos.

Tras ello, se ha trasladado esta denuncia a los técnicos de la Junta Municipal de Carabanchel, que serán los encargados de clausurar dicho establecimiento.

La Policía Municipal de Madrid no ha facilitado la localización exacta del establecimiento. Sin embargo, nada más que tengamos conocimiento de ello, desde Gacetín Madrid lo publicaremos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *