Denuncian falta de ropa de cama limpia y pijamas en varios hospitales madrileños

Algunos hospitales madrileños, como los de La Princesa, Ramón y Cajal o La Paz, están sufriendo durante estos días desabastecimiento en lo que a ropa de cama limpia y pijamas se refiere, según han denunciado trabajadores de estos centros a la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF).

En el caso concreto de La Princesa, tan sólo están llegando 300 sábanas limpias al día en vez de las 2.600 que se necesitan. Desde el hospital aducen que es un problema de retrasos en la compra de material por parte del SERMAS. En el Ramón y Cajal llevan sufriendo este problema desde hace meses, con faltas reiteradas de ropa de cama y de uniformes de personal.

Pero el problema es extensible a La Paz, donde tampoco llegan los suficientes pijamas limpios, y al Hospital Infanta Sofía, en el que se vivió un problema de desabastecimiento la semana pasada, según informan sus trabajadores.

Tanto en este último hospital como en el Príncipe de Asturias o en el Clínico faltan pijamas y la ropa de cama que llega desde la lavandería central es escasa, mientras que algunas piezas no se pueden utilizar y se devuelven por llegar sucias o por presentar humedad.

Por otra parte, en el Santa Cristina han tenido recientemente una reunión con un único punto a tratar: las alergias que provocan al personal los uniformes nuevos, sobre todo los de quirúrgico y celador, supuestamente por los tintes utilizados.

Desde CSIF consideran que la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid «debería tomar cartas en el asunto y poner freno de una vez a las irregularidades que se están produciendo en el servicio externalizado de lavandería central».

En este sentido, «no logramos comprender que tras varias sanciones por incumplimiento de contrato, ya que son recurrentes las denuncias a esta empresa por la llegada a los hospitales de ropa de cama sucia, en mal estado o sin planchar, le hayan prorrogado el contrato hace un mes por dos años más y en las mismas condiciones».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *