Intervenidas 2.200 botellas de alcohol y 400 kg de comida caducada en dos locales de Usera

La Policía Municipal de Madrid ha llevado a cabo esta semana dos intervenciones en sendos establecimientos de venta de comida y bebida al público donde se ha encontrado alcohol de alta graduación sin precintos y comida en mal estado.

Las intervenciones se llevaron a cabo el pasado miércoles, 17 de julio, en dos tiendas de autoservicio del distrito madrileño de Usera, ambas regentadas por ciudadanos de origen chino.

En la primera de ellas, en la calle Nicolás Sánchez, los agentes de la Unidad Integral de Distrito de Usera encontraron durante la inspección más de 2.200 botellas de alcohol de pequeño tamaño con etiquetas ilegibles con caracteres chinos y con un volumen de alcohol entre el 23% y el 56%.

Estas bebidas alcohólicas de alta graduación carecían de los correspondientes y obligatorios precintos fiscales, según establece la ley 38/1992 de impuestos especiales. Ya en mayo de 2018 se intervinieron en el mismo local más de 400 botellas de las mismas características, incluso algunas exáctamente iguales.

A continuación, los agentes se desplazaron a un local cercano, donde se encontraron en una cámara frigorífica alrededor de 400 kilogramos de carne, pescado y marisco que llebavan más de 3 años caducados.

Los alimentos estaban congelados sin envoltorios y sin etiquetas sobre el origen o la fecha de envasado, aunque algunas de las piezas de marisco si tenían fecha de caducidad, de hacía más de 3 años. En el mismo local ya se intervinieron en el año 2017 un total de 440 kilogramos de comida a la venta caducada y en mal estado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *