La Funeraria Municipal de Madrid celebra su primeras elecciones sindicales tras su remunicipalización

  • Será este miércoles, 22 de mayo, cuatro días antes de las elecciones municipales.
  • En 2018, la empresa funeraria municipal realizó 9.724 servicios básicos.

Este miércoles, 22 de mayo, cuatro días antes de las elecciones municipales, CCOO ha promovido elecciones sindicales en la Funeraria del Ayuntamiento de Madrid, cuya titularidad es 100% pública, tras el proceso de remunicipalización que llevó a cabo Ahora Madrid cuando llegó al Gobierno municipal.

La empresa, que cuenta en plantilla con 508 trabajadores y gestiona dos tanatorios, dos crematorios y los 14 cementerios municipales, el pasado año realizó un total de 9.724 servicios básicos. Se da la circunstancia que en 2017 se llevaron a cabo exactamente el mismo número de servicios. En las pasadas elecciones se eligieron 17 delegados: 12 consiguió CCOO, 3 UGT y 2 CGT, que ahora se presenta como Solidaridad Obrera.

La funeraria de la capital fue protagonista de uno de los mayores escándalos de la época del alcalde del PP, José María Álvarez del Manzano. En 1993, se vendieron casi la mitad de las acciones de la hasta entonces empresa pública y, por lo tanto se semiprivatizó, por la cantidad de 100 pesetas.

El contrato que se alcanzó con la sociedad privada se extinguía el 15 de septiembre de 2016. Pese a las reticencias del socio privado, el Ayuntamiento de Madrid gobernado ya por Ahora Madrid decidió tras la reversión de la empresa al Consistorio no privatizarla.

La empresa privada socia de la funeraria ganó 64 millones de euros durante los 23 años que se hizo con la gestión, frente a los 1,2 millones que invirtió. Tres de los máximos responsables políticos de esta empresa están hoy inhabilitados, los concejales Simón Viñals, Pedro Calvo y Luis María Huete por el ‘Caso Funeraria’ y por el ‘Caso Madrid Arena’.

Convenio colectivo

CCOO se presenta a las elecciones en la Funeraria del Ayuntamiento de Madrid, en palabras de Rufino Ramos, secretario general de la Sección Sindical, “orgullosa de haber conseguido que el proceso de reversión garantizara el empleo de la plantilla y las condiciones laborales”.

“En cuanto a la negociación del convenio ha sido muy compleja y no exenta de dificultades, puesto que ha durado más de dos años y medio, hasta que por fin se ha conseguido, en un marco de vigencia hasta el año 2021, mantener el complemento de antigüedad, la jornada de 35 horas semanales, la aplicación de los incrementos salariales del sector público y el mantenimiento de los artículos relativos a la jubilación”, señala el responsable sindical.

Además, se han abierto espacios de negociación con la dirección para cumplir el compromiso adquirido por la nueva empresa en 2017 de consolidación del empleo de los casi 50 trabajadores aún temporales, algunos de ellos con antigüedades superiores a los siete años, así como la constitución de otras comisiones para abordar por ejemplo la mejora de la calidad de los días libranza del personal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *