La Universidad Complutense de Madrid rinde homenaje a Rubalcaba: «era un servidor público ejemplar»

La Universidad Complutense de Madrid ha rendido homenaje en su página web oficial a Alfredo Pérez Rubalcaba, destacando que puso el diálogo y el bien común por encima de cualquier interés personal y que se reincorporó a la Universidad con la discreción y capacidad de servicio que le caracterizó toda su vida.

Desde la Universidad han puesto en relieve que sus trabajos de investigación se centraron en los mecanismos de reacción, su especialidad, -se doctoró con una tesis sobre los reactivos de Grignard– publicando una treintena de artículos científicos en revistas internacionales. ​Hablaba castellano, inglés y francés con fluidez, y tenía conocimientos de alemán debido a su estancia en la Universidad de Constanza.

Rubalcaba, un histórico de la política, ha ocupado cargos de gran responsabilidad. Fue ministro de Educación con Felipe González. Ministro del Interior y vicepresidente de Zapatero. En 2012 se puso al frente del PSOE y ocupó escaño en todas las legislaturas desde el 93. Hace cinco años dejó la política y volvió a la docencia.

Después de 21 años como diputado, el profesor Rubalcaba volvió a su Facultad en la Complutense en septiembre de 2014. «Y se adaptó perfectamente a la rutina académica donde se encontraba muy a gusto con su nueva vida en la universidad. Un hombre de gran inteligencia capaz de cautivar a los estudiantes a pesar de haber estado tres décadas alejado de la docencia», exponen.

Añaden que durante este curso académico impartió clases de química orgánica a 51 a estudiantes de 2º curso, tres veces a la semana. Asimismo colaboró «con absoluta discreción con el equipo rectoral para poner en marcha iniciativas como el proyecto Alumni o la recuperación para la UCM del Colegio Mayor San Juan Evangelista».

Fue en la Facultad de Químicas donde además el profesor Rubalcaba encontró el amfseror de la mano de Pilar Goya, su esposa, con la que compartía pupitre y desde 1979 –año de su boda– compartía su vida.

«Desaparece un universitario convencido y un servidor público ejemplar, que puso el diálogo y el bien común por encima de cualquier interés personal y que se reincorporó a la Universidad con la discreción y capacidad de servicio que le caracterizó toda su vida», concluyen el comunicado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acepto la política de privacidad *