El presidente del TSJ de Madrid defiende en la ceremonia de ascenso a magistrados la independencia de los jueces

La Sala de Gobierno del Tribunal Superior de Justicia de Madrid preside la ceremonia de ascenso de tres juezas a la categoría de magistradas, en un acto en el que también han tomado posesión de sus destinos otros tres magistrados.

Bajo la presidencia del nuevo presidente del Tribunal Superior de Justicia de Madrid, Celso Rodríguez Padrón, y con la asistencia del vocal del Consejo General del Poder Judicial Rafael Mozo Muelas, de familiares y amigos, Elena Sanz Collado, que atiende el juzgado de Primera Instancia e Instrucción nº 3 de Arganda del Rey, destino que seguirá ocupando, ha prometido hoy su ascenso a la categoría de magistrada, como también han hecho, aunque en este caso bajo la fórmula del juramento, María Ortega Benito, que sirve el juzgado de Primera Instancia e Instrucción nº 2 de Torrelaguna, y Verónica Muñoz de Diego, adscrita al juzgado nº 4 de Primera Instancia e Instrucción de San Lorenzo de El Escorial, destinos en los que continuarán.

Las tres nuevas magistradas, acompañadas de sus padrinos, han jurado y prometido su nombramiento antes de que tomaran posesión de sus cargos los magistrados José Damián Iranzo Cerezo, José Ignacio Díaz Sierra y Teresa María González Márquez.

El primero de ellos, especialista de contencioso-administrativo con destino en la Sala de este orden del TSJ del País vasco, desempeñará la plaza de magistrado de lo contencioso en el TSJ de Madrid hasta que el titular al que sustituye concluya su periodo de servicios especiales; Díaz Sierra, magistrado con destino en el juzgado de Primera Instancia e Instrucción nº 2 de Navalcarnero ocupará plaza de JAT en el TSJ de Madrid, igual que González Márquez, hasta ahora en el juzgado de Primera Instancia e Instrucción nº 1 de Illescas.

Han sido padrinos José María Paz Rubio, fiscal de la Sala Primera del Tribunal Supremo; Fausto Cartagena Pastor, fiscal inspector jefe de la Fiscalía General del Estado; Fernando Herrero de Egaña y Octavio de Toledo, magistrado de la sección 12 de la Audiencia Provincial de Madrid; Enrique Bergés de Ramón, magistrado de la sección 23 de la AP de Madrid y Cristina Giralt Padilla, magistrada del juzgado de Instrucción nº 2 de Reus.

El presidente del TSJ de Madrid, Celso Rodríguez Padrón, ha saludado a los magistrados que han tomado posesión y se ha felicitado por los nombramientos de las nuevas magistradas, para las que ha tenido unas calurosas palabras, especialmente para Elena Sanz Collado por su encomiable labor como miembro de la Sala de Gobierno del Tribunal.En su discurso, Rodríguez Padrón ha puesto el énfasis en la independencia judicial, un valor ahora en entredicho, y ha manifestado a los asistentes que siempre, y especialmente en estos momentos, supone un enorme orgullo ser juez.

Por último, ha recordado tanto a los magistrados recién incorporados como a las jueces que han ascendido a magistradas que tienen a su disposición la Sala de Gobierno para cuantos asuntos soliciten.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *