La Empresa Municipal de Transportes (EMT) de Madrid ha cerrado su segundo año de gestión completa del sistema BiciMAD con los mejores datos del servicio desde su inauguración en 2014. Las mejoras implementadas en el servicio, desde que asumiera el contrato a finales de 2016, han redundado en un continuo crecimiento de su utilización. Frente a los 2.813.000 usos registrados en 2016, el año 2018 cerró con 3.574.000 usos, 761.000 más, es decir, un crecimiento del 27%.

Test de claidad del sueño

En 2018, segundo año de gestión completa de BiciMAD por parte de la EMT, se han vuelto a batir todos los récords alcanzando los mejores datos en número de viajes con cifras nunca vistas. En septiembre se realizaron 415.864 viajes y el día 20 de dicho mes se lograron 16.732 viajes. En total, en 2018, se han realizado más de 3.574.000 viajes en BiciMAD, lo que supone un crecimiento del 6,7% respecto al año anterior y un 27% respecto a 2016.

Ya en 2017, la gestión de la EMT supuso un crecimiento de 19 puntos respecto a 2016. Estas cifras demuestran y consolidan, mes a mes, el aumento sostenido de usos y usuarios.

Mejora y consolidación de todos los indicadores

Todos los indicadores de servicio que la EMT puso en marcha al inicio de su gestión han experimentaron una rápida y drástica mejora que se ha ido consolidando a lo largo de los meses.

La evaluación de los resultados demuestra un significativo aumento en la disponibilidad de bicicletas, consolidan una importante reducción de los errores en los anclajes y mantiene la disminución lograda en las incidencias registradas por los usuarios.

La disponibilidad de bicicletas operativas en el sistema, que cuando la EMT asumió el servicio tenía un promedio mensual de 1.156, ha experimentado un rápido crecimiento y ha consolidado, a lo largo de los meses, valores cercanos a las 2.000 unidades, lo que supone prácticamente una disponibilidad total.

Los errores en los anclajes ha sido otro de los indicadores que ha experimentado una reducción drástica. Cuando la EMT se hizo cargo del sistema, había una media de 286 anclajes averiados o no útiles de manera continuada. Ya en 2017, la EMT consiguió reducir esta cifra hasta los 51 anclajes.

Otro de los indicadores más relevantes es el número de incidencias reportadas por los usuarios. Esta cifra suponía un 12% de los usos cuando la EMT asumió el servicio. Dos años después, esta cifra se ha reducido considerablemente y se mantiene estable en torno al 3%.

Control de flota y reducción de bicicletas desaparecidas

Gracias a un nuevo protocolo de control y recuperación de flota puesto en marcha por la EMT, BiciMAD ha conseguido una significativa reducción en la cifra de bicicletas desaparecidas. En 2017 desaparecieron 276 unidades frente a las 656 de 2015 y las 337 de 2016.

Es decir, el primer año de gestión completa de la EMT la cifra de bicicletas desaparecidas se redujo un 58 por ciento respecto a 2015, año en el que la gestión fue realizada íntegramente por Bonopark. En 2018, esta cifra volvió a reducirse hasta las 207 unidades, lo que supone la mejor cifra alcanzada en esta materia.

Esta cifra se ha conseguido gracias a un protocolo basado en cuatro pilares fundamentales: control constante de las bicis por geolocalización activa, sinergias con otras áreas de la empresa municipal para la recuperación inmediata de vehículos, mejora continua del sistema de anclaje y estrecha colaboración con la Policía Municipal y la Policía Nacional.