Pedro Sánchez llama a la movilización en el Congreso de los socialistas europeos en Madrid

Los que ponen un cordón sanitario al PSOE que ha aprobado las leyes contra la violencia de género, «son los mismos que blanquean a aquellos que quieren hacer listas negras de funcionarios en Andalucía”

“No son unas elecciones más”. El secretario general del PSOE y presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha asegurado este mediodía en el Teatro Colisseum Gran Vía de Madrid que los comicios del 28 de abril “no son elecciones entre siglas o partidos políticos. Son unas elecciones donde vamos a decidir qué modelo de sociedad queremos, qué España queremos: o una España que avance o una España que retrocede, o una España en la que cabemos todos o solamente los tres de la Plaza de Colón”.

El 28 de abril “nos tenemos que movilizar no solo la España progresista, sino la España cabal, sensata y moderada que quiere un país que conquiste su futuro y no retroceda 40 años atrás como propone la derecha”. Una derecha “con tres marcas, pero solo un objetivo: la involución del país”.

Por eso, denuncia Sánchez, “quieren poner un cordón sanitario” al partido “que puso en pie la sanidad universal y gratuita”, al partido “que aprobó la ley contra la violencia de género y que ha impuesto un paso firme en la evolución y cumplimiento del Pacto contra la violencia de género. Son los mismos que blanquean a aquellos que quieren hacer listas negras de funcionarios y funcionarias que luchan contra la violencia de género en Andalucía”.

Ante los dirigentes del Partido Socialista Europeo, reunidos en Madrid en su Congreso Electoral, Sánchez ha explicado que “hay que dejar de llamar liberal a lo que no lo es” porque “en Europa los liberales no pactan con la ultraderecha, pero en España los supuestos liberales mercadean con los derechos de las mujeres para llegar al poder”.

«Ponen un cordón sanitario al Partido Socialista y se atan a la ultraderecha” porque las encuestas “les van mal” y “demuestran que están vacíos de principios y llenos de oportunismos”. Por eso Sánchez apuesta por un 28 de abril en el que “los españoles den la espalda a la crispación y a la mentira que representa esta derecha, una derecha más de siglas que de ideas”.

Pese al “bloqueo parlamentario del Partido Popular y Ciudadanos”, que no ha permitido “culminar” la ley de igualdad salarial, el Ejecutivo “no va a parar de trabajar hasta el último día”, ha lanzado el presidente del Gobierno, y ha anunciado que el próximo viernes aprobarán “leyes y medidas que van a favorecer la igualdad laboral entre hombres y mujeres”.

“En junio de 2018 entró el futuro en la Moncloa y salió el pasado” y Sánchez está convencido de que “el próximo 28 de abril, los españoles refrendarán el cambio que encabezamos” hace nueve meses.

“Os pido movilización, movilización, movilización. ¡Somos muchos más que aquellos que lo único que quieren es involucionar! ¡Nos tenemos que movilizar todos y todas, cada voto irá a favor del progreso y la abstención o a favor de una España de hace 40 años a la que no queremos volver!”, ha concluido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *