UPYD pide paralizar temporalmente Madrid Central para «evitar más problemas»

  • La formación magenta reclama que se paralice Madrid Central mientras se analizan las devastadoras consecuencias que ya afloran.
  • «El equipo de Carmena puede estar provocando un efecto rebote respecto a sus planes”, alegan.

El partido Unión Progreso y Democracia en la Ciudad de Madrid cree que se están dando todas las circunstancias que venían avisando desde, dicen, hace muchos meses. Desde la agrupación de la capital insisten en que están “totalmente de acuerdo con el proyecto de peatonalización del casco más antiguo de la ciudad, pero no con la metodología seguida”, según Pablo Martín, coordinador de los magentas el la capital.

“Siempre hemos considerado que una zona como el Distrito Centro de Madrid, nunca pudo haber sido invadida por los coches ya que pertenece a una época en la que no prácticamente existían. Pero lo que hemos hecho mal en décadas o siglos, no podemos solucionarlo en sólo 2 meses”, añade Martín.

Estas declaraciones se enmarcan dentro de la polémica suscitada por los datos presentados por CEIM, donde las cifras arrojan un 15% de caída de las ventas de Navidad en el distrito Centro, y quienes también declararon en la mísma línea de UPYD “no se puede poner en marcha un proyecto excesivamente complejo y ambicioso de un día para otro, con una falta de análisis y de información”, según el Presidente de la patronal madrileña, Juan Pablo Lázaro.

Así pues, estos estiman que, dado que no han estado emitiendo multas aun, es probable que en cuanto comience el envío de estas las ventas puedan llegar a caer hasta el 20% o 25%.

Para UPYD, los datos son «demoledores y un varapalo para la política municipal de PSOE y Ahora Madrid que no han sabido hacer otra cosa que hacer pequeños arreglos o intervenciones de poco gasto, sólo en aquellas zonas que más rédito electoral les pueden dar por su vistosidad y, mientras, en distritos como Puente de Vallecas, Usera o el resto del sur, tienen que hacer números para esquivar baches, roturas de aceras, parques denigrados y demás”, relata Pablo Martín.

Según el partido magenta, también los datos son esclarecedores en cuanto a las expectativas del gobierno municipal de cara a evitar la famosa “gentrificación”. Comentan que, con lo ejecutado en Madrid Central y en vista del aumento de ventas en el resto de la Comunidad, «se puede adivinar que muchos madrileños han dejado de acudir al Distrito y, sin embargo, la hostelería y hospedería no se ha resentido tanto como, por ejemplo, el textil y pequeño comercio, por lo que quienes se han quedado son los turistas».

Es decir, según UPYD «la medida tan agresiva de cierre del distrito ha hecho que éste se esté conviertiendo en un barrio elitista por la gran cantidad de ocio, servicios y administración a poca distancia y sin tráfico que podría estar acelerando la subida del precio del alquiler exponencialmente, ya que la demanda podría estar ya aumentando». “Esto quiere decir que el equipo de Carmena puede estar provocando un efecto rebote respecto a sus planes”, denuncian los magentas.

Reversión y planificación a medio plazo

Desde Unión Progreso y Democracia insisten en la necesidad de ejecución de este tipo de proyectos de una manera ordenada, y “con tiempo”, para ayudar a la ciudadanía a acostumbrarse a los cambios que, poco a poco, se suceden.

Insisten también en que sí están de acuerdo con el proyecto para Madrid Central y que, quizás, sea necesaria la incorporación a una red urbana de espacios peatonales como ejes vertebradores de la economía de cada barrio, es decir, la conversión de ciertas calles en el centro de cada barrio y sus tramos perpendiculares en peatonales como Centros Comerciales Abiertos.

Por ello, desde UPYD se lamentan de “terrible gasto que ha supuesto la obra de Gran Vía, cuando sin dejar de ser importante, no era urgente, dejando de lado la inversión en economía de calle en barrios históricamente olvidados”.

La idea de Unión Progreso y Democracia en Madrid es un plan que consta, previa reversión del plan Madrid Central, de una programación ordenada de cierre por barrios al tiempo que se dota a la ciudad de “los aparcamientos disuasorios que Carmena prometió”, lanzaderas y, progresivamente, más líneas de la EMT, para empezar por La Latina y Palacio, seguir por Conde Duque, luego Malasaña y terminar por Chueca.

Gran Vía se cerraría definitivamente al final de todo el proceso “siendo esta calle un eje vertebrador del tráfico Este-Oeste del distrito que, ahora, ve ese tráfico desordenado por los barrios periféricos, que están sufriendo problemas que antes no tenían. Es decir, han llevado el problema del Centro a fuera”.

La idea que proponen en UPYD es ejecutar el cierre en, al menos, año y medio ayudados por los presupuestos de cada año, pudiendo dividir las partidas y no disponer de excesivo para unos barrio y nada para otros. Dicen que el cierre de barrios, de manera progresiva, no tiene que ser iguales y ponen el ejemplo de Conde Duque como barrio en el que es más fácil su peatonalización por lo traquilo que es ya, mientras Malasaña, con tanta actividad comercial, depende mucho de la entrada de clientes y, por tanto, necesitará más tiempo.

UPYD también denuncia «los daños colaterales que están sufriendo profesionales como, por ejemplo, visitadores médicos o de enfermería, que denuncian que están viendo llegar ya las multas a sus casas, algo que contrasta con lo que había indicado el propio ayuntamiento a como se estaba procediendo; o las pequeñas empresas de reformas y logística que, según la patronal madrileña, ya están dejando de operar en el centro debido a las trabas; por otro lado están los propios comerciantes que indican que, cuando un cliente acudía a recoger su compra, lo hacía en coche y se la llevaba pero, ahora, tendrán que pagar los portes o, simplemente, comprarán en otro lado».

Por todo esto, UPYD pide que se paralice Madrid Central mientras se analizan «las devastadoras consecuencias que ya afloran, y presentar todas las alternativas necesarias previa puesta en marcha de nuevo el plan definitivo».


Gacetin Madrid, diario digital líder en la ciudad de Madrid y sus 21 distritos, ofrece a sus lectores el poder acceder a las principales noticias del día a través del servicio gratuito de alertas por WhatsApp.

Para ello solo hay que pinchar desde el teléfono móvil o tablet en este enlace y guardar el número 644253102 en la agenda. Enlace >> http://goo.gl/E8GUWG

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *