Madrid Central y la calidad del aire

por Alberto Colomo

El Ayuntamiento de Madrid ha esgrimido la defensa de la salud de los madrileños, contra todos aquellos que cuestionan o rechazan la medida, pero un análisis más exhaustivo lleva a replantearse esta cuestión.

Sabemos que el Partido Popular, Ciudadanos y los sectores del PSOE que se oponen a la medida, están derramando lágrimas de cocodrilo en este caso, pues su preocupación por la salud llega hasta donde empiezan los beneficios del capital, a costa, entre otros, de la privatización del servicio público de salud.

Pretendo dar algunos argumentos en contra de la medida, basada en la defensa de la salud de todos los madrileños, no solo de esos pocos afortunados que se pueden permitir vivir en la almendra central. Ecologistas en Acción, en un ejercicio de funambulista, apoya esta medida cuando en sus propios informes recoge, de los cuáles tomo los datos para este artículo, que la problemática de la contaminación no se concentra en la zona afectada por Madrid Central, que es un problema mucho más global y que con esta medida el problema no cesa, sino que se concentra aun más en los barrios y municipios obreros de la región, principalmente en el arco sur-este de la Comunidad.

En la ciudad de Madrid. de las dos estaciones que registraron medias más altas de cotas de dióxido de nitrógeno (NO2), una está en Retiro y otra en Plaza Elíptica, 62 y 59 µg/m3, respectivamente. De las siete estaciones que superaron el tope de 200 µg/m3 18 veces al año, valor límite que permite la normativa, motivo de alerta sanitaria, cinco son de fuera de la M30, Ramón y Cajal, Ensanche de Vallecas, Barrio del Pilar, Plaza Elíptica y Villaverde Alto, llevándose la palma Plaza Elíptica con hasta 88 ocasiones. Todas las estaciones están fuera del Madrid Central.

Si utilizamos como medidor de la contaminación el ozono, 8 de las 14 estaciones (Ensanche de Vallecas, Arturo Soria, Barajas Pueblo, Juan Carlos I, El Pardo, Tres Olivos, Casa de Campo y Farolillo) superaron más de 25 veces el valor límite legal octohorario y 12 superaron el valor recomendado por la Organización Mundial de la Salud (OMS), 100 µg/m3, 25 veces al año. El problema como vemos se distribuye por casi toda la ciudad y se sufre más allá de la M30.

Las áreas con mayor tráfico rodado presentan niveles menores porque la concentración de vehículos provoca una mayor demanda de oxígeno y se inhibe la formación de ozono, lo que sumado a la alta movilidad de las partículas de ozono, llevan a que sean en algunos casos las zonas verdes las que registren mayores niveles, lo que significa que todas las zonas verdes de Madrid están expuestas a la contaminación.

Otras partículas con afectación directa sobre la salud, las conocidas como PM10 y PM2,5 se superaron los niveles recomendados por la OMS nuevamente en casi toda la ciudad, concentrándose los mayores niveles del primero en Moratalaz y Vallecas y del segundo en Méndez Álvaro. Moratalaz se lleva también la medalla por exceder hasta 34 veces el valor de dióxido de azufre (SO2), una de cuyas fuentes son las calderas de carbón. No lo digamos muy alto, no sea que el Ayuntamiento les prohíba encender la calefacción hasta que no pongan una nueva, ya que por supuesto, no es por una cuestión de poder adquisitivo, sino por no haber desarrollado una conciencia ambiental. Al fin y al cabo es la misma lógica que con los coches cero emisiones.

La integración de la vida de la ciudad de Madrid con la del resto de la Comunidad y de España, casi lleva a cuestionarse, por ridículo, cómo puede alguien acometer un plan tan parcial sin detenerse a analizar la complejidad de la situación. Las zonas más contaminadas de la región son, bingo, el sur y el este metropolitano, con las estaciones de Coslada, Getafe y Leganés a la cabeza en NO2 y por ozono en las estaciones de El Atazar, Orusco de Tajuña y Guadalix de la Sierra (Sierra Norte), por las razones antes explicadas sobre la movilidad y la concentración de este gas. De las partículas PM10 y PM 2,5, hablamos de una superación de los valores recomendados uniforme para todas las estaciones de control de la Comunidad.

Con estos datos sobre la mesa, o bien al Ayuntamiento le preocupa solo la salud de una minoría de madrileños, cosa que preferimos no creer, o bien, el argumento de defensa de la salud es más bien una cortina de humo para esconder los verdaderos objetivos del Madrid Central, que no es más que un proyecto de ciudad turística, con un centro de película a costa del resto de barrios y municipios.


Gacetin Madrid, diario digital líder en la ciudad de Madrid y sus 21 distritos, ofrece a sus lectores el poder acceder a las principales noticias del día a través del servicio gratuito de alertas por WhatsApp.

Para ello solo hay que pinchar desde el teléfono móvil o tablet en este enlace y guardar el número 644253102 en la agenda. Enlace >> http://goo.gl/E8GUWG

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *