La Fiscalía de Madrid pide 8 años de cárcel para un acusado de fabricación y tráfico de armas de guerra

La Sección Séptima de la Audiencia Provincial de Madrid, celebra este miércoles, día 31 de octubre, a partir de las 10:00 horas, la vista oral del juicio contra Juan Manuel S. Q. por la supuesta comisión de un delito de tráfico de armas de guerra, otro de fabricación ilícita de armas de guerra y otro de depósito de armas y municiones de guerra. El Ministerio Público solicita para él una pena de ocho años de prisión, además de la privación del derecho a la tenencia y porte de armas por un tiempo de once años.

Tal y como consta en el informe provisional de calificación del fiscal, el procesado, Brigada del Ejército de Tierra, contraviniendo a la legislación vigente y con el ánimo ilícito de enriquecerse, adquirió, tanto de particulares, como de armerías de Estados Unidos, Bélgica, Austria y Alemania, entre otros países, un elevado número de municiones, armas inutilizadas, cañones y otras piezas similares.

Una vez recibidas, procedía a su rehabilitación, ensamblaje y fabricación ilícita de armas de fuego completas, empleando sus diferentes piezas para destinarlas al tráfico ilícito.

El procesado no regentaba ningún establecimiento legalmente autorizado para la compraventa y/o reparación de armas de fuego y sus piezas, y carecía de la correspondiente condición de ‘armero’, exigida por el artículo 10º del Reglamento de Armas en vigor para fabricar, reparar o comerciar legalmente con armas de fuego y sus piezas fundamentales.

Entre las piezas fundamentales se encontraban cañones, conjuntos de cierre, correderas, un cajón de mecanismos y los complementos necesarios para rehabilitar armas de fuego, principalmente para fusiles de asalto y pistolas.

Los investigadores apuntan que Juan Manuel habría invertido una cantidad aproximada de 100.000 euros en la compra de piezas fundamentales y en su domicilio, en el momento de su registro, los agentes localizaron 4.000 euros en billetes de 50 euros y 2.800 dólares USA, que el acusado habría obtenido en el ejercicio de su ilícita actividad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *