El Ayuntamiento de Madrid ha anunciado que garantizará el acceso a los colegios ubicados en la zona de bajas emisiones Madrid Central. Así lo ha asegurado la concejala de Medio Ambiente y Movilidad, Inés Sabanés: “Los colegios no tienen de qué preocuparse, ni las familias porque el acceso va a estar garantizado. Los centros escolares ya lo saben y no tienen de qué preocuparse”.

Se trata de un sistema que aporta “más autonomía” porque “no está sujeto a horarios fijos y se adapta a cada caso”. Aun así la mayoría de los niños acuden a sus centros en transporte público o andando en la almendra central, ha explicado Sabanés.

Los colegios podrán autorizar los vehículos que necesiten las familias para llevar y recoger a sus hijos al colegio. Las autorizaciones puntuales las gestionarán los centros en función de sus necesidades y el sistema es flexible. “Si un día la persona que se encarga de llevar a los niños al colegio es diferente a la habitual tampoco tendrán problema”, explicó la delegada.

Para el próximo año el Ayuntamiento de Madrid está ya estudiando soluciones para que también tengan el acceso garantizado, “siempre de la forma más sostenible posible”, finalizó.