La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, ha participado esta mañana en la conferencia Mujeres polacas que han cambiado el mundo, organizada por la Embajada de Polonia para conmemorar el centenario de la recuperación de la independencia de este país centroeuropeo.

Carmena ha agradecido a la embajadora Marzenna Adamczyk haber escogido el Ayuntamiento de Madrid para celebrar una efeméride tan importante y, ha recordado que, desde su llegada a la Alcaldía, uno de sus empeños ha sido “estrechar las relaciones con el cuerpo diplomático para que utilicen las instalaciones municipales como altavoz de sus países, de sus culturas y experiencias para enriquecer la vida madrileña”.

“En un mundo global como el que vivimos debemos aprovechar cualquier encuentro, cualquier resquicio  para sumar aportaciones de otras culturas, de otras etnias, de otras creencia. Así estaremos trabajando en la construcción de la paz”, ha recalcado.

En la cita se ha repasado la historia de siete mujeres, desde científicas o literatas, hasta deportistas y religiosas que han dejado una huella importante no solo en Polonia, sino en todo el mundo.

Son Maria Skłodowska Curie, doble Premio Nobel; la religiosa y mística, Faustyna Kowalska; Wanda Rutkiewicz, considerada la mejor alpinista del siglo XX; la Nobel de Literatura Wisława  Szymborska; Irena Sendler, el Ángel del Gueto de Varsovia;  la agente polaca del servicio secreto británico en la II Guerra Mundial, Krystyna Skarbek; la primera corresponsal permanente en un país extranjero, la española casada con un polaco, Sofía Guadalupe Pérez Casanova de Lutosławski.

“Son mujeres extraordinarias que, de alguna manera, representan a muchas otras más” ha dicho la alcaldesa para recordar que este año pasará a la historia como “el año morado, el año de un nuevo feminismo”.  “No solo -según ha aclarado- como una reivindicación de derechos, sino como una necesidad de recuperar el protagonismo de la cultura de la mujer”.