Ecologistas en Acción denuncia que las obras en Madrid están dañando “gravemente” el arbolado urbano

  • Actualmente continúan muchas de las obras iniciadas durante los meses de verano con el objeto de remodelar las calles de la ciudad de Madrid.
  • “Si bien suponen una mejora para la movilidad peatonal, estas actuaciones no están respetando el arbolado urbano que ven dañadas gravemente sus raíces”, denuncian.
  • Ecologistas en Acción solicita al Ayuntamiento de Madrid que durante la ejecución de los trabajos, los árboles se supervisen y protejan por personas técnicas arboricultora.

Durante el verano y el inicio del otoño se están sucediendo obras de  remodelación en las calles de la ciudad, en muchos casos en el centro histórico. Por ejemplo, en parte de la glorieta y calle de Atocha hasta Antón Martín y Carretas.

Durante la ejecución de estas obras, en las aceras de la calle Atocha, realizadas por la Subdirección General de Obras e Infraestructuras Urbanas, dependiente del Área de Desarrollo Urbano Sostenible del Ayuntamiento de Madrid, “no se han protegido adecuadamente las raíces de los árboles ni en la acera de los pares, al comienzo de verano, ni en la de los impares que se están finalizando ahora”.

Las obras se han realizado durante los meses más calurosos del año y la afección ha sido importante: al levantar el solado de las aceras las raíces de los árboles han quedado al descubierto, se han vertido lechadas de hormigón al pie de los árboles, se ha cambiado el nivel en el cuello de la raíz (zona entre la raíz y la superficie), por último se han tapado las raíces con arena hasta enrasar con la nueva acera sin aportar materia orgánica, etc.

La raíz es la parte que sustenta al árbol y es la zona por donde absorbe agua y nutrientes. Si se daña la raíz, el árbol puede verse debilitado, incluso secarse. Las especies de árboles afectadas son plátanos de sombra (Platanus hispanica), soforas (Sophora japonica) y castaños de indias (Aesculus hippocastanum).

Ecologistas en Acción “ha denunciado en repetidas ocasiones esta situación de malas prácticas en las obras de la ciudad, por ser uno de los motivos de deterioro grave del arbolado. Los árboles urbanos, se debilitan por motivo de las obras, muchas veces mueren y en ocasiones pueden volcarse y caer en la vía pública con el consiguiente peligro para los ciudadanos”.

“Un ejemplo bien conocido es la tala de 750 árboles, el pasado invierno, en el Paseo de la Castellana por el mal estado en el que se encontraban después de años de soportar obras con una protección inadecuada”, exponen desde la organización ecologista.

Por ello, la organización reclama al Ayuntamiento de Madrid que “las obras que afecten al arbolado sean supervisadas por personas expertas en arboricultura para que se impongan medidas protectoras sobre troncos y raíces. Se da la circunstancia que las empresas constructoras no tienen este tipo de personal ni las administraciones les suelen exigir estos trabajos previos al comienzo de las obras”.

Foto:  Ecologistas en Acción

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *