Los vecinos del barrio de Vista Alegre, en el distrito madrileño de Carabanchel, cuentan con una nueva oficina municipal para realizar sus gestiones más amplia, cómoda y accesible. Ubicada en la calle Utebo, número 8, el local está equipado con recorridos adaptados para personas con discapacidad visual, sistemas de comunicación para personas con audífonos, aseos adaptados y personal de atención en lengua de signos.

Test de claidad del sueño

La concejala-presidenta del distrito de Carabanchel, Esther Gómez Morante, acompañada de la directora general de Atención a la Ciudadanía, María Ángeles Castrillo, han visitado este martes, 11 de septiembre, las instalaciones de la Oficina de Atención a la Ciudadanía de Carabanchel.

Esta oficina, en funcionamiento desde finales del mes de junio, es de titularidad municipal y supone un ahorro de 110.540 euros anuales para las arcas del Ayuntamiento de Madrid. El anterior local, que era de alquiler, tenía un coste mensual de unos 9.000 euros, por lo que se incide en ese ahorro de alquileres municipales.

La Oficina de Atención a la Ciudadanía de Vista Alegre, durante el año 2017 atendió a 174.428 vecinos, con una media diaria de 709 y un total de 215.837 solicitudes de servicios tramitadas. Desde el 25 de junio de este año, ya en el nuevo local, se han gestionado cerca de 27.700 servicios de 22.232 personas.

Oficina rehabilitada

La concejala ha recorrido las instalaciones de 953 metros cuadrados, en las que el personal atiende a la ciudadanía, y ha comprobado el resultado de las obras ejecutadas con las que se ha conseguido una mayor comodidad y accesibilidad para trabajadores y ciudadanos.

Las obras de rehabilitación han durado seis meses desde que comenzaron en diciembre del año pasado y han contado con un presupuesto de un millón de euros. La Dirección General de Patrimonio se ha encargado del acondicionamiento del local que ha pasado a propiedad del Ayuntamiento procedente de un embargo.

Mejor accesibilidad y comodidad

La mayor parte del espacio se encuentra en la planta baja destinada a la atención al público así como a trabajo administrativo y de dirección, y los metros cuadrados restantes están en una entreplanta dedicados a otros usos asociados a la oficina y servicios.

Los problemas de accesibilidad se han resuelto mediante la utilización de rampas de pendiente adecuada, así como con la introducción de un ascensor que ha permitido hacer accesible la entreplanta.

Las instalaciones están dotadas de señalización accesible y podo-táctil, dos puestos de atención con bucle de inducción para personas con prótesis auditivas, agente de atención con lengua de signos, aseos adaptados y mobiliario accesible. Asimismo, hay una sala de espera con 24 sillas y barras de apoyo.

La oficina dispone del equipamiento informático necesario para la tramitación de todos los servicios prestados por Línea Madrid, a los que, en breve plazo se unirá un nuevo y avanzado gestor de esperas, que supondrá una sustancial mejora sobre el actual.