Luis Cueto, coordinador general de Alcaldía; la portavoz del Gobierno, Rita Maestre, y los de los grupos políticos municipales, José Luis Martínez Almeida -PP-; Purificación Causapié –PSOE- y Begoña Villacís -Ciudadanos- han mantenido un encuentro, calificado por Cueto de “muy eficaz” por haber servido para pactar unos máximos y mínimos en la negociación con los promotores del torneo.

“Es un evento muy importante para la ciudad. Por eso queremos que se quede en Madrid con el máximo consenso posible”, afirmó Luis Cueto después de la reunión.

Aunque el coordinador no ha querido entrar en detalles sobre la propuesta municipal, en aras de la confidencialidad pactada entre todos, sí aseguró que no se ha descartado nada para facilitar el acuerdo. “Las únicas líneas rojas establecidas son que las demandas y el compromiso sean serios y que la relación entre lo que ofrecen los promotores y lo que puede ofrecer el Ayuntamiento esté equilibrada”.

No obstante, reconoció que hay algunas cosas de más difícil encaje, como la construcción de una gran instalación en Caja Mágica. “Algún grupo sugirió la posibilidad si hubiera un patrocinio privado; pero que se carguen a las arcas municipales es difícil”, afirmó al tiempo que señalaba que, “aún así, se van a hacer las consultas urbanísticas pertinentes para ver la viabilidad”.

“Tenemos que medir en estos casos con mucho cuidado la relación entre el coste y los beneficios, pero no se descarta nada para promover el acuerdo”, apuntó Cueto.

Cueto insistió en continuar con la venta de los palcos reservados para el Ayuntamiento de Madrid para reducir así la aportación municipal al torneo: “El posible aumento de la contribución a los premios, las reivindicaciones de los vecinos de San Fermín son cuestiones a valorar también”. “Queremos hacer un pack –dijo Cueto- para decirle al promotor cuál es su presencia en Madrid y qué podemos hacer entre todos para equilibrar las cosas”.

En cuanto a plazos, insistió en finales de año. “Es una fecha razonable para ver las mejores opciones para todos y buscar los mecanismos para tener garantizado el Open otros diez años”, concluyó.