Arganzuela da la bienvenida este sábado a los niños refugiados saharauis de “Vacaciones en Paz”

Este sábado, 14 de julio, la Nave Terneras de Matadero Madrid se vestirá de gala para acoger a los niños y niñas refugiados saharauis que pasarán este verano en nuestra comunidad autónoma gracias al veterano programa “Vacaciones en Paz”.

La Asociación de Amigos y Amigas del Pueblo Saharaui de Madrid, junto con la Junta Municipal de Arganzuela, organizan una jornada de bienvenida en la que participarán las familias madrileñas que se harán cargo durante julio y agosto de estos menores.

Durante el evento, que comenzará a las 11:00 horas, los niños y niñas saharauis, con todas las personas que deseen acudir, podrán disfrutar de diversas actividades como juegos, un espectáculo de clown y un concierto de música saharaui.

“Su entrada es libre y gratuita, y es una oportunidad única para conocer, de primera mano, diferentes facetas de la cultura y situación del pueblo saharaui, por lo que invitamos a los vecinos y vecinas de Madrid a acercarse y a disfrutar de la fiesta”, indica Paula Gracia, portavoz de citada asociación solidaria.

En el acto intervendrán los concejales Mauricio Valiente y Rommy Arce en nombre del Ayuntamiento de Madrid, que darán paso a Andrés Sesmero, presidente de la Asociación de Amigos y Amigas del Pueblo Saharaui de Madrid y a Abidin Bucharaya, delegado de la República Árabe Saharaui Democrática en la Comunidad de Madrid.

Gracias al proyecto “Vacaciones en Paz”, que en nuestra región gestiona la Federación Madrileña de Amigos del Sáhara (FEMAS), en los últimos cinco años 23.173 niños y niñas refugiados saharauis han podido cambiar la dureza y el calor extremo de los campamentos del desierto de Tinduf por una estancia de dos meses en alguno de los pueblos o ciudades españolas, lo que les ha permitido acercarse a otra cultura y forma de vida.

Durante su estancia los pequeños saharauis pueden disfrutar de una alimentación saludable, de revisiones médicas y de asistencia oftalmológica y dental, cosas básicas que no siempre tienen garantizadas en el inhóspito lugar en el que se ven obligados a vivir. La llegada de los 250 niños que pasarán este verano con las familias madrileñas se produjo el último fin de semana de junio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *