El Parque Lineal del Manzanares gana casi 4 hectáreas y se amplía hasta la Caja Mágica

  • La obra ha incluido la restauración del talud que llega hasta el río con la plantación de 270 pinos.
  • La parcela, ubicada entre la calle Mezquita y el centro deportivo, dispone ahora de juegos infantiles y áreas para mayores.
  • El riego con agua regenerada y el alumbrado eficiente lo convierten en una zona verde sostenible.

El Área de Gobierno de Medio Ambiente y Movilidad ha ampliado el Parque Lineal del Manzanares con la construcción de una nueva zona verde urbana de carácter forestal entre la calle Mezquita y el centro deportivo Caja Mágica, en el distrito de Usera.

Este espacio dispone de una superficie de 3,9 hectáreas y antes se utilizaba como aparcamiento ilegal y vertedero incontrolado de residuos. Ahora conectará el camino de Perales con el río Manzanares.

Esta nueva zona verde dispone de una red de caminos y accesos que reproduce la estructura del Parque Lineal del Manzanares. Se han plantado árboles en las alineaciones de los caminos y bosquetes de pinos dentro de los parterres. También incluye un estanque de tormentas enterrado con su correspondiente aliviadero hacia el río.

Asimismo, se han instalado dos áreas de juegos infantiles y un área para mayores equipadas con elementos lúdicos, junto a dos zonas deportivas (calistenia) adecuadas a los grupos de edades a los que se destinan, así como el mobiliario urbano consistente en bancos, mesas y papeleras.

El talud que separa la parcela del río Manzanares se ha acondicionado con la plantación de 270 ejemplares de pinos piñoneros. El resto del arbolado se ha repartido entre la creación de una zona central con 160 pinos, alineaciones con 76 almeces y 60 plátanos de sombra en los paseos y una pantalla vegetal con 100  chopos.

En las zonas estanciales se han introducido árboles de porte medio y floración primaveral como ciruelos (10), perales (15), grupos de cedros (11) y cipreses (21). En total se han plantado 723 árboles y 250 arbustos.

Estas especies se han seleccionado teniendo en cuenta la menor exigencia hídrica y su mayor adaptación a la zona, creando un parque sostenible social y ambientalmente. Asimismo, se ha instalado una red de riego automático con agua regenerada y otra de alumbrado público de bajo consumo que minimiza el gasto de agua y luz. Las obras han tenido un coste de 520.668 euros y un plazo de ejecución de seis meses.

Sumidero de CO2

Por otra parte, el Área de Gobierno de Medio Ambiente y Movilidad ha plantado 2.322 unidades de frondosas en una parcela de 13,5 hectáreas junto al río Manzanares, en el distrito de Villaverde, para transformarla en un área verde de carácter forestal que se utilizará como sumidero de captación de dióxido de carbono (CO2), uno de los gases contaminantes de efecto invernadero,para dar cumplimiento al protocolo de Kioto, que será sustituido por el de París en 2020.

La parcela era un terreno baldío y sin ordenar que linda al norte con el río Manzanares, al sur con la autovía M-45 y al oeste con la avenida de los Rosales. Las actuaciones medioambientales realizadas han consistido en la limpieza y desbroce del terreno, la plantación de arbolado de diferentes especies de rápido desarrollo y la instalación de una red de riego de agua regenerada. Todo ello con cargo al contrato de conservación de Madrid Río.

Los árboles plantados son 1.455 chopos negros, 371 fresnos, 316 almeces, 150 pinos piñoneros y 30 cipreses. Además, toda la parcela cuenta con red de riego de agua regenerada para potenciar el ahorro de agua potable y utiliza un sistema más eficiente y adaptado a las especies utilizadas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *