Marta Higueras, delegada del Área de Equidad Derechos Sociales y Empleo del Ayuntamiento de Madrid, ha presidido este lunes la tercera entrega de diplomas a las 17 mujeres que durante el primer semestre del año 2018 se han formado en mediación intercultural, a través de la acción formativa realizada por la Asociación Barró, en el marco del Convenio de Colaboración del programa de ‘Promoción social en el núcleo chabolista de El Gallinero, Cañada Real y otros agrupamientos urbanos, a través de la intervención con mediadoras/es gitanos/as rumanas/os’.

Los cursos se han dirigido a personas pertenecientes a minorías étnicas (gitana y magrebí) que querían formarse en el ámbito de la mediación intercultural. Las alumnas han sido mujeres que procedían principalmente de los sectores 5 y 6 de Cañada Real y del núcleo chabolista de ‘El Gallinero’. La formación busca “crear líderes naturales en las diferentes comunidades de procedencia y facilitar su inclusión laboral como mediadoras interculturales”.

La Asociación Barró realiza, en colaboración con el Ayuntamiento de Madrid, este modelo formativo desde el año 2014. El Ayuntamiento de Madrid pone así de manifiesto “la apuesta municipal por la mediación intercultural, al entender que favorece la prevención de conflictos entre diferentes culturas al impulsar el conocimiento, la comunicación y la aceptación mutua, lo que contribuye a la cohesión social de la ciudad”.